¡Nuevamente en alerta por los niños y niñas!

Viernes 30 Agosto 2019

#AltoALaGuerraContraLaNiñez

• Save the Children manifiesta su preocupación ante la reciente oficialización del retorno a las armas de una fracción disidente de las FARC.

• El débil compromiso que el Plan Nacional de Desarrollo ha dado a la inversión en la restitución de las víctimas y la falta de cumplimiento de los acuerdos de paz en relación a la niñez; incrementan el riesgo que esto significa frente a las afectaciones vinculadas con el conflicto armado para los niños, las niñas y los adolescentes.

• Hacemos el llamado a las partes a cumplir con el Objetivo de Desarrollo Sostenible ODS 16 “Paz, justicia e instituciones sólidas”, con el cual todas las instancias de la sociedad debemos comprometernos para garantizar el derecho a la paz para los niños, niñas y adolescentes.

• Esta situación enciende las alarmas sobre el cumplimiento de la protección de los niños, niñas y adolescentes, frente a hechos como el reclutamiento, uso y utilización por parte de los grupos armados ilegales.

Bogotá, 29 de agosto 2019. Desde Save the Children, en su momento, celebramos la firma del acuerdo de paz entre el gobierno nacional y la extinta guerrilla de las FARC-EP en septiembre de 2016, dado que representaba un avance en el trabajo de proteger, promover y garantizar los derechos de la niñez, especialmente frente a las diferentes afectaciones generadas por el conflicto armado en un país que ha vivido en conflicto por más de 50 años. Es por ello que, ante el anuncio del resurgimiento de la toma de armas de este grupo y los mensajes de guerra que a partir de ello se levantan en diferentes sectores de la sociedad, Save the Children hace el llamado a trabajar por acabar con la deuda histórica que se tiene con la niñez, lo cual ha privado del derecho a la paz a la niñez y a la adolescencia, siendo esta una de las garantías que por corresponsabilidad debemos brindarles como sociedad y Estado.

El riesgo para la vida y normal desarrollo de niños, niñas y adolescentes de las zonas más apartadas, empobrecidas y afectadas por el conflicto armado, los expone a una gran vulnerabilidad, como son el uso y utilización, reclutamiento, explotación y abuso sexual, y daños a su integridad física y mental. Además de la afectación de los escenarios donde desarrollan su vida cotidiana por culpa de los enfrentamientos, las minas terrestres y la ocupación de espacios como las escuelas.

Entre 1985 y el 01 de enero de 2019, 7.398 niños, niñas y adolescentes han sido víctimas de reclutamiento, según la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas, cifra que había empezado a presentar reducción desde la firma del acuerdo de paz y que, desde el inicio de las disidencias y las luchas territoriales entre diferentes grupos armados, empezó a crecer de nuevo en el 2018, y ahora con esta nueva situación, puede seguir incrementándose.

Aunque no es factible precisar completamente, el número de niños y niñas reclutados o incluso aún más difícil, aquellos que están siendo usados en el conflicto, debido al sub-registro de esta problemática; sin embargo, más que las cifras, lo importante es reconocer el daño que hace la guerra tanto física como emocionalmente, por las secuelas del estrés tóxico que deja en la vida de niños, niñas y adolescentes expuestos a ella y la violación de todos y cada uno de sus derechos.

“El reclutamiento es el peor de los delitos, vulnera todos los derechos de las niñas, niños y adolescentes. La mejor manera de prevenir que esto ocurra, es garantizando la totalidad de sus derechos; un niño o niña que cuente con sus derechos a la educación, la protección, la salud, la participación y el desarrollo es menos vulnerable a las situaciones de uso y reclutamiento. Es necesario, que el Estado dirija su mirada y acción hacia las zonas más alejadas, empobrecidas y afectadas por el conflicto, con oportunidades para adolescentes y jóvenes, inversión, políticas y programas efectivo”, ratificó María Paula Martínez, Directora Ejecutiva de Save the Children Colombia.

Crisis migratoria y conflicto armado

Al anterior tema, queremos sumar, la situación de crisis migratoria que vive el país en este momento, donde las cifras oficiales a junio de 2019, (sin contar con el gran subregistro que aún existe), indican que 197.428 niños, niñas y adolescentes venezolanos han ingresado al país en condiciones de alta vulnerabilidad y se levanta la alerta frente a los niños y niñas no acompañados cruzando las fronteras del país por puntos ilegales de migración, muchas veces manejados por grupos armados al margen de la ley, que pueden afectarles a través del uso y la utilización, reclutamiento, explotación, abuso sexual y otras formas de violencia.

Es de resaltar, que esta población ya está expuesta a situaciones de alta vulneración de sus derechos, haciéndoles tener una condición de mayor vulnerabilidad a afectaciones por el conflicto armado.

“Desde Save the Children, diariamente enfocamos nuestros esfuerzos en promover y defender que los niños, niñas y adolescentes vivan su derecho a la supervivencia, a tener una educación de calidad y pertinente y a ser protegidos de cualquier tipo de violencia”, resalta María Paula Martínez.

Destacamos, la prioridad de la protección de los niños, niñas y adolescentes en los contextos de conflicto armado y la importancia de establecer mecanismos que garanticen y aseguren que su situación, sea abordada de manera integral, escuchando y teniendo en cuenta su participación activa y dando la prioridad que requiere al principio del interés superior de la niñez, contribuyendo de esta manera en la prevención y la eliminación de las prácticas de vinculación y afectación de niños, niñas y adolescentes por el conflicto armado, en manos de cualquier actor armado.

Por último, resaltar la importancia de la inversión, las políticas públicas y programas que prevengan y atiendan de manera integral a la niñez afectada por el conflicto armado y el fortalecimiento del Sistema Integral de Verdad, Justicia, Reparación y No Repetición y como parte de esta la Jurisdicción Especial para la Paz que se espera pueda seguir escuchando a niños, niñas y adolescentes que han sido afectados por un conflicto armado que no crearon, no buscaron y no les pertenece, todo esto, desde la perspectiva de la protección integral, la prevalencia de sus derechos y el interés superior. #AltoALaGuerraContraLaNiñez, #HastaElUltimoNiñoyNiña

 

Mayor información

 

 

Jeniffer Marcela Campos

[email protected]

Cel:+57 3208944272 y +57 3173190523

Coordinadora de Comunicaciones

 

Vannessa Acevedo

[email protected]

Cel:+57 3043945164

Oficial de Comunicaciones

 

Luz Alcira Granada Contreras

[email protected]

Cel 3115617821

Directora de Incidencia Política y Comunicaciones

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín