“Catatumbo Ama la Educación" llega a más de 700 familias en Norte de Santander

Jueves 10 Septiembre 2020

Ocaña, 10 de septiembre/2020. A 720 familias de Ocaña, Convención, Teorama, La Playa, El Carmen y Ábrego llegó el proyecto Catatumbo Ama la Educación con entregas de kits alimenticios como respuesta a los impactos generados por el Covid19 en la población rural. Es de recordar, que la pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la educación de los niños y niñas de entornos más pobres y está ampliando la brecha entre niños y niñas ricos y niños y niñas en situación de pobreza.

Ante este panorama, el proyecto Catatumbo Ama la Educación, con apoyo de la Cooperación Noruega, continúa desarrollando sus acciones en el marco del Covid19 para llegar a las familias en mayor condición de vulnerabilidad y a la par impactar en la calidad de vida de los niños, niñas y adolescentes. En los seis meses transcurridos desde que se anunció la pandemia, los niños y niñas más vulnerables han visto afectado desproporcionadamente el acceso a la educación, la atención médica, los alimentos y han sufrido los mayores riesgos de protección.

Con la llegada del COVID-19 al mundo, todo cambió: las rutinas, los modos de vivir, los cuidados que debemos tener y por supuesto la educación. Antes de esta situación, más de 260 millones de niños, niñas y adolescentes en todo el mundo no se encontraban inscritos a una escuela. Mientras que más de 617 millones no estaban aprendiendo, logrando solo niveles mínimos de competencia en lectura y matemáticas. Con esta pandemia, no solo nos enfrentamos a una crisis de salud y humana, también a una crisis educativa mundial con más de 1,5 mil millones niños y niñas que interrumpen su educación, y corren el riesgo de no regresar a la escuela. En este tipo de situaciones, la educación es generalmente el primer servicio interrumpido y el último reanudado; pero este no es el único riesgo al que se ven enfrentados, ya que cuando no hay escuela, pueden estar más expuestos a la violencia intrafamiliar, al trabajo infantil o el reclutamiento por parte de grupos armados. Se necesita con urgencia invertir en educación, salud y nutrición, servicios de salud mental y redes de protección.

Contexto e información del proyecto:

Ocaña es un municipio que hace parte de la tradicional región Catatumbo en Norte de Santander conectando por carreteras nacionales con Cúcuta, Bucaramanga y Santa Marta. Debido a su ubicación rural, Ocaña ha tenido un desarrollo y contexto afectado por el conflicto armado a manos de distintos actores ilegales ya que sus densas montañas facilitan su tránsito clandestino, pese a que su economía está basada en la gastronomía, los oleoductos petroleros, la agricultura y el turismo. Save the Children Colombia inicia su trabajo en Norte de Santander desde 2015, a través de diferentes proyectos.

A partir del 2018, iniciamos un acompañamiento en la zona conocida como “Catatumbo”, con nuestro proyecto “Somos Educación” y, recientemente, con el proyecto Catatumbo Ama la Educación, apoyado por la Agencia de Cooperación Noruega: enfocados en el Acceso a una Educación segura y de Calidad en el Catatumbo centrado en el fortalecimiento de habilidades en la alfabetización y la aritmética. Con este último proyecto que se implementará por 4 años en la zona, se busca beneficiar a más de 15.994 niños, niñas y adolescentes que viven en la zona y quienes han sido altamente afectados por el conflicto armado, la pobreza, la migración y la falta de acceso a servicios básicos en la región noroccidental del país focalizando seis municipios: Ocaña, Ábrego, El Carmen, La Playa, Teorama y Convención.

 

 

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín