“Rol de los niños, las niñas y los jóvenes en la construcción de paz”

Martes 4 Junio 2019

• Save the Children abrió un espacio de participación con el foro: ‘Rol de los niños, las niñas y los jóvenes en la construcción de paz’, en el cual se realizará un análisis frente a las opciones que tienen los niños, las niñas y los adultos en la construcción de paz en Colombia.

• “La niñez es uno de los grupos poblacionales que ha sido afectado de manera más profunda por el conflicto armado en Colombia, teniendo repercusiones en la garantía de sus derechos y su protección”. Estas son algunas de las conclusiones de un estudio realizado por Save the Children y Econometría, frente a la participación de la niñez en los acuerdos de Paz, que serán presentadas durante este foro.

Bogotá 16 de mayo 2019. En el marco de la celebración de sus 100 años y con el propósito de analizar las opciones que tienen los niños, las niñas y los jóvenes en la construcción de paz en Colombia para ejercer su derecho a una participación real y significativa, Save the Children realizó el foro “Rol de los niños, las niñas y los jóvenes en la construcción de paz”.

En Colombia, junto con las mujeres, la niñez ha sido uno de los grupos poblacionales que más ha padecido por el conflicto armado interno, hasta el punto de causar repercusiones en la garantía de sus derechos y en su protección integral.

“Lo que buscamos con estos espacios es reconocer a los niños y a las niñas como personas sujetos de derechos, como víctimas del conflicto, como hacedores de paz y como seres sociales”, resalta María Paula Martínez, Directora Ejecutiva de Save the Children Colombia.

Más de cinco generaciones han crecido en este país en medio de este conflicto, lo que ha generado un fuerte impacto en lo que somos, pensamos y actuamos como país; es por eso, que desde Save the Children queremos reflexionar sobre la importancia que tiene la participación activa y significativa de niños, niñas y adolescentes en los procesos de construcción de paz, porque es a partir de su involucramiento que podremos cambiar el presente y el futuro de nuestro país y nos corresponde como familias, sociedad y organizaciones de Estado, propiciar espacios que garanticen esta participación.

Se reconoce, además, que a pesar de que el conflicto les ha golpeado de manera directa y contundente, robándoles su niñez debido a la muerte, las lesiones y el estrés tóxico que este genera en ellos y ellas, tienen toda la capacidad para plantear propuestas que apuntan a la reconciliación y a la paz desde sus cotidianidades a nivel personal, familiar y comunitario, y que estas propuestas deben ser escuchadas e incorporadas por los diferentes actores que tienen poder para tomar decisiones y cambiar esta realidad.

Es necesario tener en cuenta el panorama de la manera en que la niñez y la adolescencia ha sido afectada por la violencia en Colombia. Empezando por el conflicto armado interno, en el cual, de acuerdo con datos del Registro Único de Víctimas de Colombia (RUV) con corte al 1 de febrero de 2019 alrededor de 8.771.850 de personas han sido afectadas directa e indirectamente por el conflicto armado interno en Colombia. Del total, 2.430.18112 corresponden a personas entre cero y diecisiete años, de las cuales el 48,38% son mujeres, el 51,22% son hombres y menos del 1% hacen parte de la población LGBTI (474). La adolescencia es el grupo dentro de la niñez más afectado por la violencia con 1.091.606 de víctimas entre los once y los diecisiete años (UARIV, 2018).

Sumado a ello, el mapa de actores ilegales vinculados al conflicto armado en el país en la actualidad incluye organizaciones al margen de la ley como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), el Ejército Popular de Liberación (EPL) y las hoy desmovilizadas FARC-EP; grupos paramilitares como las Autodefensas Gaitanistas de Colombia (AGC); y bandas criminales emergentes (Bacrim) que surgieron luego del proceso de desmovilización de los paramilitares entre 2003 y 2006, y cuya estructura puede variar desde la criminalidad organizada hasta la calidad de grupo armado ilegal, siendo este último aquel que cuenta con un discurso político en donde busca reivindicaciones sociales (Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, 2012)

Con la presencia de entidades del Estado, Organizaciones de la Sociedad Civil y grupos de niños, niñas y adolescentes, se analizarán las diversas oportunidades de participación que actualmente existen para que la paz se construya de la mano de quienes también se han visto afectados severamente por la violencia.

Como lo establece la Observación No. 12, la participación de los niños y niñas no debe ser coyuntural sino el punto de partida para un diálogo constante entre niños y adultos.

¿QUÉ SE DEBE TENER EN CUENTA EN FUTUROS PROCESOS DE PAZ?

Frente a un eventual acuerdo de paz con la guerrilla del ELN se debe tener en cuenta las lecciones aprendidas del acuerdo con las FARC-EP en términos de metodología, logística, convocatoria, procesos de preparación para la participación y acompañamiento de los niños y las niñas, de tal manera que su vinculación logre tener incidencia.

SAVE THE CHILDREN, 100 AÑOS SALVANDO VIDAS

Save the Children hace presencia en 120 países, defendiendo los derechos de los niños, niñas, adolescentes y comunidades en condición de mayor vulnerabilidad en el mundo.

Este año celebramos 100 años salvando las vidas de niños, niñas y adolescentes y conmemoramos esas a las que no alcanzamos a llegar por causa de los conflictos bélicos, la violencia, la desigualdad y la indiferencia de los Estados y de la sociedad. Aún tenemos mucho por hacer, aún mueren niños y niñas por causas prevenibles antes de los cinco años como la desnutrición y la violencia. Niños y niñas en todo el mundo no acceden a educación o salud de calidad y aún en este siglo, son obligados a abandonar su escuela para dedicarse al trabajo forzado, a la explotación sexual o a criar a hijos productos de abusos sexuales.

Nuestra misión es llegar Hasta el último niño y niña y lograr que sobreviva, se eduque y sea protegido. Seguiremos haciendo lo que haga falta por salvar sus vidas.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín