30 de Julio Día Mundial contra la Trata de Personas #DiNoALaTrata

Miércoles 29 Julio 2020

• Se calcula que unos 12,3 millones de adultos, niños y niñas están sometidos a explotación para la realización de trabajo forzoso o servidumbre sexual. El número de víctimas identificadas fue 49.105 personas, lo que supone un porcentaje del 0.4% de personas identificadas respecto a las víctimas estimadas.

• La mitad de las víctimas de trata son menores de 18 años (UNODC 2009). 15 a 20% de las víctimas son niños o niñas; se calcula que las dos terceras partes de las victimas detectadas por las autoridades son mujeres, el 79% de ellas sometidas a explotación sexual, seguido por un 18% de casos con fines de explotación laboral, trabajos o servicios forzados.

• El 13% de las víctimas de la trata de personas detectadas en Europa Central y occidental provienen de países de América del Sur. El 66% de las víctimas de trata de personas identificadas desde 2006 en países de América Latina son mujeres, el 13% niñas, el 12% hombres y el 9% niños.

Bogotá, D.C., 30 de julio de 2020 Desde 2014 la Asamblea General de las Naciones Unidas conmemora cada 30 de julio, el Día Mundial Contra la Trata de Personas, un delito que afecta a niñas, niños, adolescentes, mujeres y hombres. En Save the Children Colombia, nos unimos una vez más a esta fecha como parte de nuestro compromiso por un mundo libre de víctimas de la captación, el transporte, el traslado, la acogida o la recepción de niños, niñas o jóvenes con fines de explotación.

Una de las principales formas de esclavitud contemporánea es la trata de personas, de la que las niñas y los niños son las víctimas invisibles. La Oficina de Naciones Unidas contra la droga y el delito (UNODC) advierte que una de cada tres víctimas de trata es menor de edad. De ellas, dos de cada tres son niñas. La trata es “uno de los negocios ilícitos más lucrativos, junto con el tráfico de drogas y de armas”. Así lo destaca el grupo Jóvenes Contra la Trata (JCT) de Save the Children España.

Es importante tener en cuenta que la trata de personas se puede presentar de dos formas:

1. Trasladar a la persona menor de edad de su lugar de residencia a otra parte del país donde se aísla de su entorno normal para poder dominarlos y/o explotarlos más fácilmente.

2. Trasladar a la persona menor de edad de su país de origen a otros países. El traslado se puede dar por ruta terrestre, aérea o marítima.

En Save the Children trabajamos continuamente en proyectos que prevengan situaciones de violencia o explotación sexual de niños, niñas y adolescentes, abordando aspectos prioritarios como educación, protección y salud. “La vida de la niñez se ve gravemente afectada por la trata y por la explotación laboral y sexual, estamos hablando de niñas, niños y adolescentes que se encuentran en situación de mayor vulnerabilidad, y por lo tanto para muchas personas e incluso para las autoridades se vuelven invisibles. Son personas que sufren múltiples violaciones de derechos, explotación y abuso físico y psicológico, separación de sus familias. Incluso muchos no tienen acceso a derechos básicos como educación y salud” expresa María Paula Martínez, Directora Ejecutiva Save the Children.

Finalmente, hacemos un llamado a las autoridades responsables para que cumplan con sus obligaciones y promuevan políticas que garanticen la protección de los niños y niñas e inviertan en la educación como medio para prevenir la trata de personas.

NOTAS PARA EL EDITOR TIPOS DE VIOLENCIA SEXUAL

El abuso sexual infantil: Es un atropello a los límites íntimos y personales de los niñas y niños. Este abuso implica la imposición de comportamientos de contenido sexual y es realizado generalmente con engaños, fuerza, mentiras y/o manipulación. El abuso sexual infantil puede incluir contacto sexual, exhibicionismo o exposición de niños o niñas a material pornográfico.

Explotación sexual infantil: Es una forma de violencia sexual que supone la utilización de niños, niñas y adolescentes en actos sexuales a cambio de contraprestaciones económicas.

Trata de personas: Es otra forma de violencia de la que pueden ser víctimas las niñas, niños o adolescentes, se define como el transporte o recepción de personas a través de intimidación o amenazas que buscan su explotación laboral o sexual. Cualquier forma de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes es un problema social que tiene consecuencias en su vida, en su entorno y en todas las etapas de su desarrollo; es por ello, que se debe garantizar su protección incluyendo acciones en las cuales participe la familia, la comunidad, la escuela y las entidades públicas.

Personas de contacto

Marcela Campos – Coordinadora Nacional de Comunicaciones | [email protected]

Milena Rueda – Oficial de Comunicaciones | [email protected]

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín