Acostumbrándose al ritmo de Colombia

Miércoles 6 Noviembre 2019

“Soy colombiana pero hace 19 años me fui para Venezuela porque aquí la situación económica era muy dura. Mi vida en Venezuela era muy feliz, muy bonita y deseo que esos momentos vuelvan porque se me presentaron muchas oportunidades y estoy agradecida con Venezuela por ser mi hogar durante el tiempo que estuve. Nunca me rechazaron por ser colombiana”, cuenta Kelly.

Durante su década en Venezuela, Kelly laboró en un almacen en el cual fue ascendiendo hasta ser administradora. En esa estadía, conoció a su esposo con el que formó una familia de cinco hijos, todos de nacionalidad venezolana. Tras migrar, en Maicao ha buscado centros educativos pero solo dos han accedido a educación pues tienen nacionalidad colombiana.

“Para poder apostillar se requiere de dinero. Pero, no tenemos, por lo que no nos podemos movilizar en Venezuela. Aún recuerdo el día que tomamos la decisión de venirnos para Colombia, fue horrible. Teníamos dinero, pero no se encontraban las cosas, no había comida y era difícil. No conseguía los alimentos de los niños y eso me preocupaba mucho, por eso decidí que era tiempo de volver a Colombia, hasta ahí me trajo el río y me vine para acá porque la situación estaba cada vez peor”, recuerda Kelly.

Para ella, según sus palabras, ha sido fuerte volver al país y aconstumbrarse al ritmo económico de Colombia. “Lo que uno trabaja todo es para pagar y medio comer, ni siquiera para comer bien pero se da gracias a Dios. Pero, ha sido bastante fuerte”.

Aunque Kelly está en Maicao, su familia colombiana es de origen cartagenero y no los ve desde hace 20 años. “Sueño con irme para Cartagena, estar con mi familia. Son 20 años que no los veo y eso me llena de mucha tristeza. También quiero tener nuestra casa, así sea un ranchito. Espero poder entrar al SENA y estudiar contabilidad y atención al cliente, quiero terminar mis estudios y que mis niños también lo hagan, mis hijos me animan, ellos me dicen que nunca es tarde”, cuenta.

Pese a que por momentos su voz se entrecorta, y en palabras de ella, se pone sentimental, Kelly expresa que avanza de a poco y con apoyo de Save the Children. “Antes tenía que comprar bolsas de agua del carrotanque, ahora nos vemos beneficiados gracias a ustedes con el agua potable que nos llega todos los días, los espacios amigables y las aulas temporales a las que pueden ir nuestros hijos. La organización nos ha apoyado muchísimo”, comenta.

Contexto e Información del proyecto

Maicao es un municipio colombiano ubicado en el centro-este del departamento de La Guajira, debido a su punto estratégico por muchos años ha sido un puente entre Venezuela y Colombia, y una puerta hacia el intercambio comercial y cultural.

Es conocida con el apelativo “Vitrina Comercial de Colombia” a razón de la prosperidad económica que experimentó en la década de 1980, al establecer un amplio mercado abastecido por productos importados de Venezuela. También de poseer una diversidad demográfica constituida por habitantes de los pueblos indígenas Wayuú y Zenú; y además de aglutinar una gran colonia de musulmanes procedentes de Oriente Medio, en su mayoría libaneses.

Sin embargo, desde 2010, empezó la migración más fuerte desde la crisis en el vecino país. Según el estudio de Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento/Banco Mundial, Migración desde Venezuela a Colombia: impactos y estrategia de respuesta en el corto y mediano plazo, Colombia enfrenta un movimiento migratorio sin precedentes, motivado principalmente por la crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela. Históricamente, Colombia ha sido un país con altos niveles de emigración, siendo Venezuela uno de los principales destinos migratorios de colombianos.

Aproximadamente 1.235.593 personas con intención de permanecia han ingresado a Colombia desde Venezuela, incluyendo colombianos retornados y migrantes regulares e irregulares, además de número importante de migrantes pendulares y en tránsito hacia otros países. Se estima que para septiembre de 2018 habrían retornado más de 300 mil colombianos desde Venezuela, unos 468.428 venezolanos estarían con un estatus migratorio regular en el país, mientras que 361.399 estarían en proceso de regularizar su estadía.

Desde Save the Children Colombia, contamos con la atención a emergencia en la gestión de casos que busca brindar unaatención individual en prevención y atención a riesgos psicosociales y riesgos de desprotección para niños y niñas que estan en condición de migrantes desde febrero de 2019 con enfoques en salud, violencia, abuso fisico, verbal y emocional.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín