Adolescente de Guapi participa en Cumbre de Líderes por la Educación

Martes 3 Octubre 2017

Los asistentes a la Cumbre de Líderes por la Educación celebrada el 20 y 21 de septiembre fueron partícipes de ponencias de educadores provenientes de países como Noruega, Malasia, México, Estonia y Estados Unidos sobre la educación en sus países, junto a recomendaciones y retos que ven con respecto al acceso, calidad y permanencia de los niños, niñas y adolescentes en las instituciones educativas.

Se habló de cómo es la educación en las diferentes regiones del país, y el evento contó con la presencia de niños y niñas de diferentes zonas de Colombia que expusieron las principales diferencias en educación entre el casco urbano y la ruralidad del país y cómo las elecciones presidenciales a celebrar el 2018 pueden ser un puente entre las palabras y la acción.

Lucero tiene 15 años y vive en Guapi, Cauca. Es miembro de la red de Participación y Comunicación PACO de este municipio, estudiante de la institución educativa Normal Superior. Ella identifica las principales diferencias que se  pueden encontrar en el sector con respecto al campo y a la ciudad. PACO es una estrategia enmarcada en el proyecto Vive la Educación, financiado por la Globa Affairs Canada y apoyado por el Consejo Noruego para Refugiados. 

“La educación es muy diferente, a nosotros en Guapi siempre nos enseñan lo tradicional, lo de siempre y lo que se ha venido dando hace siglos. En la ciudad todos los días van innovando y te enseñan cosas nuevas. Tú le preguntas a una persona de Guapi que se graduó hace 10 años sobre un tema que estás viendo y te explica lo mismo, entonces sería importante que los docentes se actualicen”.

Tanto los panelistas como los asistentes concuerdan con que en materia de educación aún hay muchos retos y desafíos para el país: el financiamiento desde las primeras etapas hasta la etapa final de la educación superior; el poco acceso a la educación en las zonas rurales; la necesidad de un nuevo modelo educativo alineado con el pos-acuerdo; así como el compromiso de los precandidatos presidenciales de incluir este tema en sus propuestas.

Lucero encuentra dentro de las principales dificultades de la educación, el acceso a universidades. “Siempre nos toca salir del municipio para poder estudiar. Por más que no queramos salir nos toca y es una obligación para nosotros si queremos estudiar y a veces nos rechazan por no ser de las ciudades.

Hay muy pocas becas y los estudiantes de las zonas rurales estamos en desigualdad de condiciones con respecto a las ciudades principales. En las ciudades brindan una educación más avanzada y superior de la que nos brindan a nosotros. Cuando nos vienen a hacer unas pruebas a nivel nacional como el ICFES, como nosotros venimos de una educación muy tradicional, siempre nos enseñan lo mismo, los puntajes de las zonas rurales van a ser mucho más bajos que en las zonas urbanas porque hay un mayor conocimiento previo acerca de los temas y nosotros”.

No tener acceso a la educación superior es uno de los grandes problemas que enfrentan Lucero y los niños y niñas de Guapi, junto a la poca ayuda que reciben del gobierno: 

"En esta cumbre también aprendí que hay muchas personas que realmente no se imaginan que existen municipios con tan mala educación. Nosotros los chicos y chicas queremos que nos ayuden a poder tener más oportunidades de educación superior, que nuestros maestros sean actualizados para que no nos enseñen solamente lo tradicional, sino que también nos enseñen sobre las nuevas tecnologías, porque hay muchos profesores que no saben encender un computador y a veces, saben más los chicos estudiantes que, una persona adulta maestra". 

 

 

Siendo la cuarta cumbre realizada, resaltamos el carácter importante de que la voz de los niños y niñas sea escuchada para poder así ajustar el modelo de educación existente, y adaptarlo a las necesidades y el contexto actual en nuestro país.

También agradeció a Save the Children y a Global Affairs Canada por hacer realidad uno de sus sueños:

"Todo esto fue gracias a Save the Children y a la Embajada de Canadá y por esta razón estoy muy agradecida. Que Dios los bendiga, porque uno de mis sueños era conocer esta gran ciudad y ustedes lo pudieron hacer realidad, nunca imaginé que lo iba a poder realizar”

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín