Cambiando vidas por medio de la joyería

Martes 5 Septiembre 2017

La sociedad en la que vivimos actualmente trae consigo muchos riesgos para los niños y niñas y de esto es muy consciente Jairo.

Debido a que salía mucho y se relacionaba con personas que no debía, su mamá decidió enviarlo a un internado, donde ha aprendido diferentes oficios. Con el curso de joyería se le abre un nuevo camino de esperanza, y cree que le puede contribuir a forjar un mejor proyecto de vida.

“Vivía con mi mamá y ahora vivo en un internado porque antes iba mucho a fiestas, salía y andaba con personas que no debía; la verdad me ha gustado mucho estar aquí porque siento que he aprendido bastantes cosas: soldadura, peluquería, ebanistería y panadería. Hasta ahora la que más me gusta peluquería porque es en la que mejor me va.”

Lleno de optimismo, Jairo reconoce que la primera fase del proyecto de Save the Children y Bvlgari que habla sobre emprendimiento y creación de empresa propia le ha ayudado a forjar su deseo de emprender, así como de seguir en el oficio de la joyería.

“Me gustó el curso porque cuando fueron a hablar de que podríamos tener nuestra propia empresa basándonos en lo que aprendiéramos, pensé en que se ajusta a mi proyecto de vida. Me gustaría tener una empresa de joyería porque nunca me ha gustado quedarme en la casa y no hacer nada. Me gusta aprender de todo un poco.

Antes de querer aprender joyería iba a montar una peluquería cuando grande, cuando ya tuviera la peluquería iba a reunir plata para poder comprar un local y abrir un taller de soldadura, y como ya sabría de ebanistería cuando me hicieran pedidos de camas, así me mantendría con varios oficios. Como esos no son trabajos fijos me gusta aprender muchas cosas y desempeñarme en ellas.

En la parte de joyería, yo creo que para mí sería muy fácil aprender porque ya sé de soldadura y está muy relacionado con la ebanistería cuando se solda y se pule. Es por eso que fue muy fácil meterme en todas estas cosas y aprender rápido.”

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín