Comunidades afrocolombianas de todo el país formularon planes para la garantía de los derechos de la niñez

Jueves 16 Noviembre 2017

Catorce comunidades afrocolombianas de distintas regiones del país formularon planes operativos para proyectos enfocados en garantizar los derechos de la niñez y la familia. En el ejercicio, liderado por el Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF) y las alcaldías municipales, participaron consejos comunitarios de Barbacoas, en Nariño; Guapi, Buenos Aires, Suárez y Villarica, en Cauca; Puerto Guzmán, Putumayo; Juradó, Nuquí y Bahía Solano, en Chocó; San Andrés Islas; María la Baja y Mahates, en Bolívar; San Onofre, Sucre, y La Jagua de Ibiricó, en Cesar.

Para el Director del SNBF, Pedro Quijano “se trató de un ejercicio de construcción colectiva a través del cual los representantes de los gobiernos locales y los consejos comunitarios afrocolombianos diseñaron proyectos destinados al fortalecimiento de la familia y el desarrollo de la niñez, tomando como referencia los principios y valores culturales propios de cada una de las comunidades, y acorde a la situación o el contexto que viven”.

“Lo primero que se planteó fue la necesidad de que cada uno de los municipios identificara las necesidades, problemáticas y situaciones de la niñez, para después, a través de la metodología de marco lógico, pudieran encontrar soluciones apropiadas”, contó Francisco Murillo, Presidente del Consejo General Comunitario del Pacífico, que agrupa a más de catorce comunidades afro del Chocó.

“En el municipio de Bahía Solano estamos teniendo problemas complejos de desarticulación de la familia, y esto se presenta básicamente porque al estar en un corredor de drogas, los y las adolescentes entran al negocio a temprana edad, de forma que abandonan la escuela, pierden el valor del respeto por los padres y los mayores, entre otras problemáticas presentes en el territorio. En ese sentido, para el municipio planteamos un proyecto encaminado al fortalecimiento de la familia como eje articulador e integrador que garantice la seguridad del adolescente mediante las escuelas para padres, los centros de escucha y el rescate de tradiciones como los alabaos, la ruca, las trenzas y peinados típicos del Pacífico”, dijo Jannei Estrada, Secretaria de Desarrollo Social del municipio.

En total, se formularon catorce planes operativos basados en las tradiciones culturales de las comunidades. En el caso de Guapi, en el Cauca, se planteó la necesidad de crear escuelas de marimba de chonta para el aprovechamiento del tiempo libre, de forma que se evite y reduzca el consumo de drogas, mientras que en Barbacoas se propuso la creación de un consejo comunitario de tradición oral destinado al diálogo intergeneracional para prevenir el embarazo adolescente.

“El reto ahora será garantizar que los gobiernos locales, especialmente las alcaldías y las gobernaciones, ayuden a financiar y acompañen la implementación de estos planes operativos”, dijo Pedro Quijano, a lo que Francisco Murillo complementó diciendo que lo más importante es que “se entienda que las comunidades afrocolombianas tienen la posibilidad de rescatar sus tradiciones y a la vez garantizar que la transmisión a las nuevas generaciones, pues las problemáticas que hemos identificado son totalmente prevenibles si se tiene voluntad”.

Los planes operativos para las comunidades afrocolombianas de los catorce municipios fueron desarrollados gracias al apoyo del Convenio para el Fortalecimiento al Sistema Nacional de Bienestar Familiar (ICBF), implementado entre el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Save the Children Colombia.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín