COVID-19: Niños y niñas de los hogares más pobres del mundo han sufrido la mayor pérdida de ingresos familiares, acceso a la educación y se han enfrentado al mayor riesgo de violencia en el hogar

Jueves 10 Septiembre 2020

Save the Children realizó la mayor encuesta mundial de este tipo - en la que participaron 25.000 niñas, niños y adultos- sobre el impacto de la pandemia.

La pandemia de COVID-19 ha tenido un impacto devastador en la educación de los niños y niñas de entornos más pobres y está ampliando la brecha entre niños y niñas ricos y niños y niñas en situación de pobreza, reveló hoy una nueva encuesta global de Save the Children. En los seis meses transcurridos desde que se anunció la pandemia, los niños y niñas más vulnerables han visto afectado desproporcionadamente el acceso a la educación, la atención médica, los alimentos y han sufrido los mayores riesgos de protección.

La encuesta global reveló que en América Latina:

• 7 de cada 10 niños y niñas están aprendiendo poco o nada ahora que no van a la escuela. Además 3 de cada 10 padres, madres y cuidadores no están seguros de que sus niños y niñas vuelvan a la escuela.

• Casi el 81% de los encuestados en la región informó haber perdido más de la mitad de sus ingresos desde que comenzó la pandemia y 66% perdió su trabajo.

• Se necesita con urgencia invertir en educación, salud y nutrición, servicios de salud mental y redes de protección.

Los hallazgos se publicaron hoy en el informe Protect A Generation, basado en la encuesta mundial más grande de su tipo desde que se declaró la pandemia de COVID-19 hace seis meses. Unos 25.000 niños, niñas y sus padres, madres y cuidadores compartieron sus experiencias, temores y esperanzas durante esta crisis mundial sin precedentes.

La pandemia de COVID-19, de hecho, ha ampliado las desigualdades en todo el mundo en cuanto a riqueza y género, reveló la encuesta, y los hogares más pobres tienen más probabilidades de sufrir pérdidas de ingresos (82%) que los que no están clasificados como pobres (70%).

En lo que respecta a la salud, la encuesta mostró también estas brechas. En América Latina, el 71,7% de los encuestados tuvo problemas para comprar alimentos y casi el 33% tuvieron problemas para pagar por atención médica. Menos del 1% de los niños y niñas más pobres entrevistados tenían acceso a Internet para la educación a distancia. Entre los hogares que se clasificaron como no pobres, fue del 19%.

En América Latina casi el 36% de los padres, madres y cuidadores informaron que no apoyan a los niños y niñas o que los apoyan solo un poco con su aprendizaje en el hogar. Además, casi el 46% de los niños y niñas informaron que necesitan materiales de aprendizaje.

Los niños y niñas que se retrasan en su educación corren un mayor riesgo de abandonar la escuela por completo y ser víctimas de explotación laboral, matrimonio infantil y otras formas de explotación. Save the Children estima que esta pandemia ha provocado la mayor emergencia educativa de la historia, con unos 9,7 millones de niños y niñas que no han regresado a la escuela este año. Las niñas se ven más afectadas que los niños por la pandemia de COVID-19. En América Latina 5 de cada 10 niñas revelaron que hacen más tareas domésticas que antes y además 3 de cada 10 niñas informan cuidar más de sus hermanos u otras personas que antes.

Dayana es una adolescente de 15 años que vive en la región de Sonsonate en El Salvador. Ella le dijo a Save the Children:

“Mi mamá trabajaba en una casa cuidando bebés. Debido al coronavirus ya no podía ir a trabajar. Siempre hicimos la limpieza, pero ahora tenemos que hacerlo con más frecuencia, para no enfermarnos. La gente está triste porque el coronavirus ha cambiado sus vidas y ya no pueden hacer lo que hacían antes”.

• La encuesta de Save the Children también encontró que en América Latina Casi 67.9% de niños y niñas informaron un aumento en los sentimientos negativos.

• Casi el 68% de los encuestados informaron tener barreras para acceder a carne, lácteos y otros alimentos nutritivos. La principal barrera es que los alimentos son demasiado caros (43,3%).

• Casi el 84% de los padres, madres y cuidadores informaron que su hijo o hija ha expresado sentimientos negativos.

Victoria Ward, Directora Regional de Save the Children para América Latina y El Caribe, dijo: “La COVID-19 ha incrementado las desigualdades existentes en nuestra región. Los niños y niñas más vulnerables están sufriendo un impacto tremendo en cuanto a acceso a servicios de salud, alimentación, educación y protección".

“Necesitamos que se tomen acciones urgentes a favor de la niñez: es necesario asegurar que todos los niños y niñas regresen a la escuela y que accedan a mejores sistemas educativos. Además, los gobiernos deben ampliar las disposiciones nacionales de protección social, brindar servicios de protección infantil, protección frente a la violencia de género y salud mental con buenos recursos, inclusivos y sensibles al género”.

Save the Children insta a los gobiernos a asegurarse de que los niños y niñas que no asisten a la escuela tengan acceso a materiales de aprendizaje a distancia de calidad, que se ofrezcan clases de actualización a los niños y niñas que se han retrasado, y que todos tengan el mismo acceso al aprendizaje después de la reapertura de las escuelas.

Para evitar las crisis debido a futuras pandemias, los gobiernos deben crear redes de seguridad social y sistemas sólidos de salud y nutrición, especialmente para los hogares más vulnerables. También se necesitan con urgencia recursos para los programas de crianza positiva, para garantizar que los niños y niñas tengan acceso a servicios de protección inclusivos durante y después de las cuarentenas, donde puedan recibir apoyo si han sido víctimas de abuso, violencia y/o explotación, y para atender a los niños y niñas que sufren de problemas de salud mental.

Para apoyar el llamamiento global de emergencia para la COVID-19 de Save the Children, haga clic aquí.

 

Consulte aquí el resumen ejecutivo en español

Nota para editores:

- Save the Children realizó la encuesta más grande de este tipo desde que se anunció la pandemia, para generar evidencia sobre el impacto de COVID-19 en los niños y niñas.

- Save the Children entrevistó a 8.069 niños y niñas de entre 11 y 17 años y a 17.565 adultos en 37 países, todos beneficiarios de Save the Children. La mayoría de los niños y niñas entrevistados estaban en Asia (45%), seguidos de África oriental y meridional (20%), América Latina (14%), Medio Oriente (10%) y África occidental y central (8%). Las encuestas se realizaron en línea y por teléfono.

 

 

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín