"Cuando tuve Zika me dolía todo el tiempo la pierna y no podía caminar”

Martes 23 Agosto 2016

Carla Valentina tiene 10 años y es de Cúcuta, una ciudad cercana a la frontera con Venezuela con alto número de casos de Zika. Ella vive con sus abuelos, su madre y sus dos hermanos. Tuvo zika y Guillain – Barré, por lo que estuvo ingresada en el hospital. Casi toda la familia y sus vecinos tuvieron Zika. La familia tiene unos ingresos diarios de 6USD, es decir, un dólar por persona al día.

 Tanto en su colegio como en su barrio Save the Children llevó a cabo la respuesta a la enfermedad a través de estrategias de prevención. El departamento del Norte de Santander ha estado muy afectado por las consecuencias del conflicto armado en los últimos años, por la violencia derivada del tráfico ilegal a través de la frontera, la pobreza y escasez de agua.

 “Mi nombre es Carla Valentina y tengo10 años. Soy de Cúcuta, que está muy cerca de Venezuela y hace mucho calor. Vivo en la casa con mi mamá de 30 años, mi hermanita de tres, mi hermano de 13 y mis abuelos. Mi abuela me cuida empre porque mi mamá trabaja de 7am a 7pm, casi no la veo, solo por la noche un ratito. Mi papá no vive con nosotros, está con otra familia. En la casa trabajan mi abuelo de chófer y mi mamá de zapatera.                             

Estudio en 5° grado y puedo ir al cole caminando porque está cerca. A las 5.00am me levanto porque entro a las 6.30am a clase. Salgo del colegio a las 12.30pm y almuerzo, porque ejemplo hoy hemos comido arroz y frijoles, carne casi no comemos porque está muy cara. Después hago las tareas y me voy a jugar fútbol o basket porque me encantan.

Este año tuve que perder muchas clases porque me dio Zika en enero, estuve malita casi un mes e ingresada 15 días en el hospital porque no podía caminar. Los médicos nos dijeron que era Guillain-Barré. Empecé con mucho dolor en la pierna, no paraba ni de día de noche. Sentía que me iba de lado y que me iba a caer, que estaba muy mareada. Me llevaron al hospital y al día siguiente estaba peor y peor.

Cuando estaba en el hospital venía mi mamá por la noche y mi abuela por el día. Se hacían turnos porque mi mamá trabaja todo el día. Yo me la pasaba llorando porque no me gustaba estar ahí.

Cuando me dieron la salida del hospital todavía me sentía mal, sobre todo si caminaba me mareaba. He estado con mucha medicina desde entonces y me he sentido mejor pero todavía me caigo de vez en cuando corro; hace como 15 días me caí pero me gusta mucho jugar a la pelota así que no dejo de hacerlo aunque me regañan.

En mi barrio a mucha gente le dio Zika y Chikunguya. A mi abuela, mi hermano y mi mamá también pero no les dio tan fuerte. A mi hermanita, en cambio, no le dio nada aunque ella siempre está enfermita, está muy flaca y le da mucha gripe, va mucho al médico porque no quiere comer. Además, nació con las piernas torciditas.

Para que no nos vuelva a dar Zika, mi abuela lava el tanque de agua porque nos dieron un curso (Save the Children) y dijeron que no podíamos tener materos (donde se ponen las plantas) porque ahí hay muchos zancudos (mosquitos). A mi colegio también vinieron.”

LA ACCIÓN DE SAVE THE CHILDREN CONTRA EL ZIKA

Durante 2016, hemos llevado a cabo una respuesta para prevenir la expansión del virus del Zika en Norte de Santander y Córdoba, por ser dos de los departamentos más afectados. Para lograrlo, hemos centrado nuestros esfuerzos en la prevención, a través de campañas a nivel comunitario y escolar, con la estrategia "Escuelas libres de Zika". Para lograrlo, hemos trabajado de la mano de Alcaldías y Secretarías de Salud y Educación.

 Nuestra coordinadora de salud explica que " en esta respuesta, uno de los trabajos más importantes es a nivel comunitario con grandes campañas de movilización para el control del Zika. En ellas se desarrollan las visitas domiciliarias, los mensajes clave para prevención y control del Zika y una muy importante es la transmisión de mensajes a través de una pedagogía lúdica a los niños y niñas, para que entiendan la importancia de no tener en sus casas inservibles que nos sirven de criaderos para los mosquitos, que es nuestro enemigo.” Lee "Disminuyen los casos de Zika en Cúcuta"

 

Carla Valentina en su casa

Carla Valentina y su abuela

Carla Valentina y su hermanita

Invasiones de Cúcuta

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín