Deisy sueña con diseñar sus propias joyas

Miércoles 30 Agosto 2017

En el marco de la segunda fase del proyecto de joyería de Save the Children en alianza con Bvlgari que trata sobre el diseño, confección de las joyas, emprendimiento y fortalecimiento de las habilidades para la vida y el trabajo de Jóvenes en condición de vulnerabilidad, hablamos con varios jóvenes sobre sus expectativas y su percepción de los cursos hasta ahora.

Deisy, una joven centrada y luchadora, hace parte de los cursos de joyería que se imparten en Tumaco. Con un gran sueño de convertirse en diseñadora, asiste muy juiciosa a las clases que se brindan además de realizar un técnico en el SENA sobre informática.

Deisy, es estudiante y tiene 18 año. Ella nos cuenta con una gran ilusión, cómo el proyecto de joyería entre Save the Children y Bvlgari ha hecho cambiar su visión de la vida. Y nos cuenta sobre su vida.

“Estudio en el SENA un técnico en sistemas, es algo que me gusta, porque es un área que está en casi todos los ámbitos laborales y se relaciona con cosas de la vida cotidiana.

Vivo con mis dos hermanos ya que mi papá murió cuando yo estaba muy pequeña (él fue víctima del conflicto armado) y mi mamá vive en el campo, como a nosotros tenemos que estudiar decidimos vivir acá.

Según lo que me cuenta mi mamá sólo tenía dos años, fue una tarde mientras mi papá estaba en la finca con mi mamá, llegaron a las 5 de la tarde y se lo llevaron, nunca le dijeron ¿para qué? Simplemente lo alejaron de su casa. Días después, le llegó la noticia a mi mamá que, a mi padre, lo habían matado. Las razones que comentaba la gente era que mi papá no había pagado la "vacuna", ese pago que la gente busca por medio de la extorsión. Mi madre no entendió por qué lo habían matado, ella me decía que él cumplía con esos pagos para que no nos hicieran nada.

Después de la muerte de mi papá, nos tuvimos que desplazar a un pueblo, pero nos tuvimos que ir, porque ya allá no podíamos vivir porque, allá estaban los que habían matado a mi papá y la única casa que mi papá había dejado era en la vereda entonces tuvimos que irnos y empezar de cero.

Mi mamá sufrió mucho, no tenía a su esposo, ni un hogar. Encontramos un ranchito, pero nosotros no tuvimos las mismas comodidades de antes, tener que llegar a un lugar donde teníamos una vivienda, pero donde no teníamos un trabajo para sobrevivir.

Hoy en día yo trato de cambiar esa situación que tuve y evitar que otros pasen por eso a través de la educación, intento no dejar que eso afecte el resto de mi vida. Quiero seguir capacitándome y ser una mejor persona porque el cambio empieza desde uno. Yo no puedo exigirle a la sociedad que cambie y que mejore cuando yo sigo construyendo la violencia y sigo metiéndome en esta.

No tener a mi papá me ha afectado muchísimo, es duro estar en una reunión y que te digan necesitamos que venga tu papá y ver que todos los padres de tus compañeros llegan y que el tuyo no está, es difícil. Tener que necesitar algo, necesito ir a la universidad y no puedo porque una de las personas que debería darme la plata para ir o poder tener la oportunidad es mi padre y saber que él no está, me afecta. Es anormal, lo correcto es que tu tengas un padre y una madre en la cual contar.

Quiero decirles a estas personas violentas que me dañaron a mí o dañaron a otros que no destruyan más hogares, que sean bendición que ayuden en vez de destruir.”

Deisy hace parte de nuestro proyecto “Jóvenes joyeros”, que busca capacitar a jóvenes de zonas afectadas por el conflicto armado y la desigualdad social, en habilidades para la vida y el trabajo en especial joyería.

Me enteré del proyecto porque una tía les dijo a mis amigas que estaban creando un curso de joyería y me pareció muy interesante, entonces decidí participar”.

Con mucha esperanza nos cuenta cómo piensa articular lo que aprende en su técnico y lo que espera aprender en la fase práctica del proyecto, además de decirnos qué es lo que más le ha gustado de esta experiencia.

“Me ha gustado del curso la forma en la que explican, la dedicación de los docentes y el tiempo que dedican a nosotros, las temáticas y las estrategias que emplean. Lo que menos me ha gustado es que la parte práctica se ha demorado mucho en empezar porque no encontraban al docente apropiado para enseñarnos.

Como ya se acabó la primera parte, espero lo mejor de la que comienza, estoy entusiasmada sobre todo por la parte del diseño porque me gusta mucho dibujar.

Veo vinculado lo que estudio y este curso en el tema de la administración, porque nos enseñan cosas como la comercialización y la parte administrativa de las empresas. Creo que eso puede facilitar la creación de una empresa o cuando empiece a trabajar en lo que me desempeñe.

En el futuro me gustaría ser diseñadora principalmente porque me gusta muchísimo pintar y dibujar En mis tiempos libres me gusta mucho dibujar y leer en especial cuentos porque crean la capacidad de tener un espíritu soñador y lo impulsa a uno a ir más allá de los límites”.

Deisy nos cuenta por qué cree que la equidad de género es importante y si la ve presente en el curso de joyería.

“En el curso nos tratan a hombres y mujeres por igual, pero en Tumaco no. Hay un poco de discriminación hacia las mujeres, nos creen menos y parece que creyeran que no tenemos las mismas capacidades que los hombres. Sólo en el profesor donde estamos haciendo el curso nos dice ‘Wow felicitaciones porque casi todas somos mujeres” y es algo que la gente aún no logra aceptar, no entiende cómo hay mujeres que hacen lo mismo que los hombres”.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín