Diana trabaja en la mina junto con su pareja

Jueves 10 Mayo 2018

Diana es una niña que vive en La Vereda, Buenaventura, no está estudiando ya que tiene que cuidar a su hija de tan solo 1 año de edad, trabaja ocasionalmente en una mina de oro, donde también se encuentra trabajando su pareja y padre de su hija.

“Vivo aquí en La Vereda y tengo 16 años, por ahora no estoy estudiando, el otro año me toca estudiar; no estoy estudiando porque tengo una niña y como he estado enferma no he podido ir al colegio, tengo que esperar hasta el otro año. Mi bebé tiene 1 año, vivo con el papá de la niña, (tiene 21 años) él trabaja en la mina, yo también trabajo en la minería cuando puedo.

Mi papá está en Chile, mi mamá está en Cali y tengo una hermana aquí, vivo con mi esposo desde hace 2 años. Después de terminar el colegio quiero estudiar criminalística, pero para estudiar esa carrera tengo que tener plata, tengo que trabajar, pero con ayuda de Dios, si termino de estudiar puedo lograrlo.

Lo que hago en la mina no es tan pesado porque voy de vez en cuando, mi esposo si trabaja allá todo el tiempo.

Las necesidades principales de esta vereda son que no tenemos agua potable, para tener agua en la casa necesitamos que llueva o si no, vamos a la quebrada y traemos agua, nosotros la hervimos, pero hay gente que no lo hace y se enferman mucho, eso es una necesidad. También el transporte, porque a veces la chiva pasa y los que se quedan tienen que conseguir moto y uno no tiene plata para pagar una moto, la moto vale 3000 pesos, la chiva vale 2000 pesos.

Mi mamá me apoyó cuando quedé embarazada, con mi papá casi no nos hablamos, mi hermana también me apoya bastante, antes de vivir con mi esposo vivía con mi hermana, ella trabajaba en una empresa pero tuvo que salirse, ella más o menos estaba haciendo los cursos para estar en la empresa pero la muchacha que la estaba ayudando no la quiso dejar porque decía que no era de acá y mi hermana si es de acá solo que a los 17 años se tuvo que ir, entonces ahora ella a veces también va a la mina y además está haciendo un curso de vigilancia.

Nosotros trabajamos para nosotros mismos en la mina, es una mina de oro, cuando el oro no se pierde sale buena plata y a veces no, a veces al mes uno se gana 300 mil, 400 mil, otras veces cuando el oro se pierde, nos ganamos solo 50 mil, 100 mil pesos. Acá en la vereda algunos están metidos en las empresas de contenedores y los otros se van a la mina.

Yo desayuno a veces con pan por no cocinar arroz, porque también es muy “maluco” comer todo el tiempo arroz, entonces desayuna uno pan, al almuerzo arroz y por la noche algo no tan pesado. Acá seguridad no hay, a veces hay peleas y se meten en las casas de uno o la gente no respeta a los demás, por cualquier cosa pelean, acá casi no hay amistad”.


 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín