En Colombia la violencia intrafamiliar y sexual contra las mujeres y las niñas sigue aumentando

Jueves 8 Marzo 2018

“Según Medicina Legal, en enero de 2017 hubo 3.937 casos de violencia intrafamiliar contra las mujeres y, descaradamente, esa cifra durante el mismo mes de 2018 fue de 4.282, es decir: hubo un aumento de 345 casos” Mensaje de la Directora de Save the Children Colombia a propósito del Día Internacional de la Mujer.

Nuevamente ha llegado el 08 de marzo y con él la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, lo cual nos da una oportunidad más para alzar nuestras voces y reclamar igualdad en derechos en todo el mundo y en todos los escenarios posibles, desde el personal y familiar hasta el laboral y político.

En este sentido, y aunque el 2017 ha sido un año lleno de iniciativas globales que luchan por la igualdad de las mujeres como #TimesUp (Se acabó el tiempo) y #MeToo (Yo también), nacidas de los horrores, la violencia y el acoso sexual, también es cierto que fue un año marcado por repetidos y cada vez más frecuentes abusos contra nuestras mujeres y niñas. Aunque estas iniciativas han estado presentes en nuestros medios de comunicación también han tenido poca relevancia e impacto en la vida cotidiana y política de Colombia.

¡Ya es hora de levantarnos, como sociedad, para que nosotras seamos consideradas en píe de igualdad! Recuerden que el Día Internacional de la Mujer no es una celebración, y no lo será hasta que hayamos erradicado comportamientos machistas tan arraigados a nuestra cultura. El 08 de marzo es una fecha para conmemorar y pedir respeto por nuestras mujeres y niñas, reclamar igualdad salarial y exigir que cesen las violencias por razones de género y los abusos sexuales. En conclusión: celebraremos cuando, como sociedad, hayamos entendido que las mujeres y niñas somos sujetos de derecho y que agregamos valor a la construcción de nuestras familias, comunidades y países.

No nos vayamos lejos porque las cifras hablan por sí solas: según Medicina Legal, en enero de 2017 hubo 3.937 casos de violencia intrafamiliar contra las mujeres y, descaradamente, esa cifra durante el mismo mes de 2018 fue de 4.282, es decir: hubo un aumento de 345 casos. La violencia sexual durante los mismos meses también aumentó: pasamos de 1.281 casos en enero de 2017 a 1.581 en el mismo mes de 2018. Y con nuestras niñas y niños, todavía más desprotegidos, no hubo excepción: en enero de 2017 hubo 648 casos, de los cuales 338 fueron contra niñas, mientras en que en el mismo mes de 2018 hubo 758 casos reportados (¡110 más!). Esto empeora gravemente cuando hablamos de que el 90 de los casos de violencia sexual queda sin castigo judicial y que hay un sub-registro difícil de estimar porque aún vivimos en un mundo donde a la mujer se le castiga, culpa o avergüenza por haber sido víctima de delitos sexuales.

¡Compartimos un mundo que le enseña a las mujeres a no dejarse violar o golpear en vez de educar a los hombres para no hacerlo! Y esta afirmación, aunque parezca ofensiva, tiene una explicación: según cifras del Ministerio de Salud y Protección Social, tan solo a octubre de 2017 en Colombia se presentaron 71.466 casos de violencia de género: un alarmante 76% fue contra mujeres, que es cerca de 55.000 víctimas. De esa cifra, más de 26.000 son maltratadas principalmente por su pareja. El mismo informe señala que el 84% de los casos son contra mujeres menores de 19 años.

El trabajo, desde el punto de vista de compensaciones, porcentaje de desempleo y formación académica también nos deja en deuda con las mujeres: un estudio reciente de la Universidad Jorge Tadeo Lozano demostró que en Colombia las mujeres tienen mayor grado de formación que los hombres, pero ganan menos dinero al mes, pues deben compartir sus cargas laborales con el trabajo doméstico. De hecho, durante el 2017 la tasa de desempleo para las mujeres fue del 11% mientras que la de los hombres fue casi la mitad (6.6%).

Así las cosas, este 08 de marzo nos ponemos en píe para exigirle al mundo, a los hombres y a los gobiernos, por la igualdad en todos los escenarios. Para pedirle a quienes ostentan el poder político y a quienes aspiran a alcanzarlo en las siguientes elecciones que para la construcción de paz y reconciliación en nuestro país resulta fundamental que las mujeres y las niñas sean protegidas contra la violencia de género y la desigualdad en todos los lugares, especialmente en las comunidades más alejadas que no siempre están en la agenda mediática.

Este 08 de marzo levantemos nuestras voces para que la legislación colombiana que favorece los derechos de las poblaciones vulnerables como las mujeres y las niñas transforme positivamente a nuestra sociedad, para que la violencia y la desigualdad salgan de nuestra cultura, de nuestra vida cotidiana. Ni una más: ese debe ser nuestro reto en materia de violencia y desigualdad contra mujeres y niñas.

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín