En el Día Internacional de la Paz, pedimos entornos PACÍFICOS para los niños y niñas

Viernes 20 Septiembre 2019

• En 2018 se registraron un total de 48.453 casos de violencia en contra de niñas, niños y adolescentes entre 0 y 17 años de edad, según el Instituto Nacional de Medicina Legal.

• Cada 21 de septiembre se celebra el Día Internacional de la Paz. La Asamblea General ha decretado que este día se dedica a reforzar los ideales de la paz en todas las naciones y pueblos del mundo.

• Al menos 550.000 bebés habrían muerto como resultado de conflictos armados entre 2013 y 2017 en los diez países más afectados, lo que equivale a un promedio muy superior a 100.000 por año.

Bogotá, 21 de septiembre de 2019. La historia del mundo y de Colombia está marcada por hechos de violencia que van en contravía de lo que concebimos como Paz, es por esto que hoy, en el marco del Día Internacional de la Paz, hacemos un llamado a terminar con los actos violentos que afectan a la niñez y a la adolescencia del país.

La violencia intrafamiliar es el tercer tipo de violencia en el que se registran el mayor número de agresiones a niños y niñas, lo que contradice el rol de primer entorno protector que debería cumplir el hogar. Por presunta violencia sexual, en 2018 se presentaron más de 23 mil casos, en violencia interpersonal se registraron 12.756 casos en el mismo periodo, para violencia intrafamiliar el reporte fue de 10.794 víctimas.

Adicionalmente, otros de los hechos que más afecta a la niñez colombiana, son aquellos relacionados con el conflicto armado como el desplazamiento, el reclutamiento, las minas antipersona, entre otras, que, según el Registro Único de Víctimas, hasta el 01 de agosto de 2019, han afectado a 4.491.983 niños, niñas y adolescentes, de ellos, cerca del 50% corresponden a afectaciones causadas por el desplazamiento y más de 7.000 a reclutamiento.

“El reclutamiento es el peor de los delitos, vulnera todos los derechos de las niñas y de los niños que son víctimas. Y la mejor manera de prevenir que esto le ocurra a los niños y a las niñas es garantizando la totalidad de sus derechos; un niño que tenga educación, que tenga un entorno seguro, que tenga un entorno familiar amable, va a pensarlo dos veces antes de caer en las redes de los que quieren utilizarlo o de los que quieren reclutarlo”, ratificó María Paula Martínez.

“La educación genera confianza, la confianza genera esperanza, y la esperanza genera paz”, analiza una joven de 16 años que vive en Buenaventura, Valle del Cauca, que ha visto vulnerados sus derechos por hechos relacionados con el conflicto armado, pero a pesar de ello, cree posible que se consiga la paz en Colombia.

Una nueva investigación del Instituto de Investigaciones sobre la Paz de Oslo (Peace Research Institute Oslo, PRIO) y Save the Children, determinó que 420 millones de niños vivían en zonas afectadas por conflictos en 2017 (el 18 % de todos los niños y las niñas en el mundo), lo cual representó un aumento de 30 millones respecto al 2019. Los países donde los niños y las niñas se vieron más gravemente afectados por los conflictos durante 2017 son Afganistán, Yemen, Sudán del Sur, la República Centroafricana, la República Democrática del Congo (RDC), Siria, Irak, Malí, Nigeria y Somalia.

La cantidad total de muertes causadas por estos efectos indirectos aumenta a 870.000 cuando se incluye a todos los niños y las niñas de menos de cinco años. Aunque las estimaciones no son concluyentes, se calcularon con un criterio conservador, afirma esta organización benéfica. Comparativamente, tras analizar los datos disponibles, hemos concluido que, en el mismo período de cinco años, casi 175.000 combatientes murieron en los conflictos.

El aumento en la cantidad de niños y niñas que viven en zonas afectadas por conflictos se debe, en parte, a que en la actualidad es más probable que los conflictos se extiendan en el tiempo, se desarrollen en contextos urbanos y se libren en poblaciones civiles. Cada vez es más habitual que se transgredan las normas y las reglas internacionales.

El informe “Construyendo una vida mejor con la niñez” analiza datos de la ONU sobre graves violaciones contra niños y niñas que han sido verificadas. Estos datos sugieren que los casos de violaciones graves aumentaron de poco menos de 10.000 en 2010 a más de 25.000 en 2017, la cifra más elevada de la que se tiene registro. Todos los días hay niños y niñas expuestos al riesgo de muerte o mutilación, reclutamiento por grupos armados, secuestro, violencia sexual, ataques contra sus escuelas o negación de asistencia humanitaria. En muchos casos, estas acciones se dirigen específicamente contra niños y niñas. Lea el informe completo 

Este informe destaca además, diversas medidas que pueden marcar una enorme diferencia para las vidas de niños y niñas, como mantener seguras las escuelas, abstenerse de utilizar determinadas armas, exigir que haya justicia por delitos contra la infancia o impulsar nuevas formas de apoyarlos en su recuperación tras los horrores del conflicto. Firme la Petición para que los líderes mundiales se comprometan a proteger a los niños y niñas de los flagelos de la guerra.

Construir paz es nuestro mayor reto. Un país en paz dará como resultado el cumplimiento de los derechos de cada niño y niña, y estamos en un momento crucial en el que no podemos volver a los tiempos más fuertes de la guerra en el país, sino por el contrario esforzarnos y trabajar como sociedad y Estado para que en cada rincón del país los niños y niñas gocen de entornos protegidos de los flagelos de la guerra” Concluye María Paula Martínez.

******

FIN

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín