En Guapi vivimos la equidad de género

Martes 26 Julio 2016

Equidad de género: “hace referencia a una igual apreciación de la dignidad que poseen tanto los hombres como las mujeres. Este término designa un igual trato para ambos géneros, más allá de las diferencias físicas” tomado de www.concepto.de

La niñez colombiana enfrenta diversos problemas: existen importantes desigualdades entre los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de escasos recursos, con necesidades especiales, afro-colombianos, indígenas, víctimas del conflicto, desplazados, entre otras particularidades.

Estamos desarrollando una estrategia de género que busca acabar con la desigualdad a causa de género, con la violencia, estereotipos basado en género, así como cualquier otra consecuencia derivada de la desigualdad y promover la salud sexual reproductiva. Esta estrategia hace parte de nuestro proyecto Vive la Educación, busca proteger el derecho a una educación incluyente y de calidad para población vulnerable y afectada por el conflicto armado en el sur occidente de Colombia.

Dos de nuestros jóvenes de Guapi que hacían parte del proyecto como comunidad beneficiaria, ahora promueven la equidad de género con el acompañamiento de Save the Children, en este municipio del Cauca, afectado por el conflicto armado. Hablamos con Yeily y José, y nos contaron de su experiencia y de cómo ha sido el proceso de cambio en sus vidas, luego de pasar a ser consultores de género para Vive la Educación.

Pregunta: La última vez que hablamos ustedes estaban en el colegio, estudiando para ser profesores y estaban tomando talleres de equidad de género ¿Cómo ha sido todo este proceso de cambio?

Respuesta de Yeily: “Ha sido un proceso de complementación a lo que ya veníamos haciendo, antes era teórico ahora es más práctico, yo lo veo así. Además, ha sido una experiencia que desde mi vida la puedo transmitir a través de los talleres que damos con José en las Instituciones Educativas a los jóvenes que sus edades no están tan lejos de las de nosotros y hemos podido ver que eso facilidad que ellos nos comprendan, nos entienda, ha sido un proceso de complementación muy importante.

Me ha servido para soltarme más, ser más espontanea, entregarme más. Me encanta el trabajo en las comunidades, eso es lo que me gusta hacer, dar a conocer algo que a mí me ha servido a otras personas que sé que lo necesitan y que además hacen parte de mi etnia, son mi gente ha sido muy satisfactorio para mí, el cambio, las transformaciones que no solamente ha causado en mi vida, sino familiar, profesional y social”.

Respuesta José: “En mi caso ha sido un cambio y una oportunidad, el hecho de que Save the Children haya puesto sus ojos en lo que estaban apoyando inicialmente y el hecho de que nosotros pudiéramos ahora ser parte de todo esto. Generalmente, uno mira ese sueño, de todo lo que aprendió y vivió durante el proceso de formación, uno quisiera llevarlo a la sociedad que es donde realmente se mira la dificultad. Y el proyecto Vive la Educación y Save the Children nos dan esta oportunidad, estos tres meses, han sido ganancias por donde lo mires”

Respuesta de Yeily: “Me levanto muy temprano, para dejar adelantados algunos oficios de la casa, porque mis hermanos se van a estudiar y mi papá a trabajar, entonces adelanto cosas para que a mi mamá no le toque tan duro. Nuestros encuentros normalmente con José son a las 8 a.m., acá en la oficina, aunque casi nunca estamos acá porque tenemos que ir a los colegios. José hace el almuerzo casi siempre y almorzamos juntos en su casa. Llego por ahí a las 7 p.m. a mi casa, después de ir a los colegios a hacer los talleres”

Pregunta: ¿Cómo fue su entrada a los colegios?

Respuesta José: “Ha sido un proceso todo esto de la entrada a los colegios. Iniciamos en el San José y la primera vez que fuimos, yo recuerdo que terminamos agotados. Haciendo un recuento lo que hicimos iniciando y lo que ahora podemos hacer es completamente diferente, ahora podemos hacer muchos más talleres, más largos y con temáticas mucho más importantes. Uno con la práctica se va soltando. La práctica es la hace al maestro, además, nos hemos acoplado mucho en el trabajo, más que compañeros somos amigos”

Respuesta Yeily: “En Guapi aún hay muchas cosas para trabajar en el tema de equidad de género, aún hay machismo y se falta al respeto de las mujeres. Una vez iba pasando y un chico empezó a silbarme y como yo no me di vuelta, me empezó decir que era una fea y picada. Eso pasa mucho, yo me siento muy incómoda cuando paso por un lugar donde hay muchos hombres, porque a veces empiezan a silbar y a decir cosas feas. A toda hora uno está viendo eso, el que más mujeres tiene es el más macho, el más cotizado, el más atractivo.

“Es algo generalizado en los colegios ver que hay uno dos profesores hombres y siempre son los de educación física, el resto son mujeres. Cuando estábamos haciendo la práctica dos de nuestros compañeros hombres se hicieron juntos para ir a los colegios y la profesora no los quería dejar, ella decía que tenía que ser un hombre y una mujer porque las mujeres tenemos más habilidades con la decoración y con el trato a los niños”.

 |Estos jóvenes guapireños se levantan cada día con una misión importante: enseñarle a los niños, niñas, jóvenes y adolescentes de los colegios de su municipio sobre equidad de género.

 

Jóvenes de Guapi

Yeily y José

 

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín