En Quilcacé los niños y niñas recorren por lo menos una hora y media de camino para llegar al colegio

Viernes 4 Noviembre 2016

Carmen es una adolescente de Quilcacé, un corregimiento en El Tambo – Cauca. Ella vive con su mamá y papá a más o menos una hora y media de la escuela. No le gusta la comida que le dan en el colegio porque cree que no la preparan de forma segura. Además, le gusta tener agua potable en el colegio, porque ya la puede tomar de la llave. 

“Mi nombre es Carmen Julieth Paz Caicedo, tengo 16 años y estoy en grado 9. Vivo con mi papá y mi mamá, ellos trabajan en la agricultura cultivando yuca, plátano y maíz. Vivo a hora y media del colegio, me vengo y me voy caminando todos los días. En mi tiempo libre le ayudo a mi mamá en los oficios de la casa. Me gusta jugar fútbol y acá en el colegio puedo jugar porque tenemos un espacio allá atrás para el descanso. Tengo tres hermanos mayores que trabajan en Cali y Bogotá.

En la mañana me levanto a las 5:30 am y mi mamá ya me tiene desayuno hecho. Me alisto y por ahí a las 6:30 am ya me estoy yendo para el colegio. Llego casi por ahí a las 8, estamos acá y ya a las 2:15pm que salimos, ya me voy para mi casa. Cuando tengo que hacer tareas, las hago y sino le ayudo a mi mamá con los oficios de la casa.

Cuando salga del colegio quiero estudiar medicina para hacer esas investigaciones de cuando alguien tiene una enfermedad y ver cómo uno la puede tratar. Me gustaría estudiar mi carrera en Popayán, porque es lo más cercano y además podría venir seguido acá a visitar a mi familia.

El proyecto de Salud Escolar ha sido muy bueno porque por medio de él, podemos tener más higiene. En las capacitaciones nos enseñan cómo debemos cuidarnos, como debemos tener la higiene, nos enseñan sobre hábitos saludables como comer frutas, verduras, lavarnos los dientes y las manos para no contagiarnos de bacterias.

Los lavamanos de agua potable nos han beneficiado mucho porque antes se tomaba de la llave de la que venía normal y entonces hicieron un estudio del agua y nos dimos cuenta de que el agua venía contaminada. Entonces ahora con los lavamanos nuevos que tenemos, ya podemos tomar agua normalmente porque ya está limpia.

Aquí en el colegio nos dan el almuerzo. Nos dan arroz con fríjoles, lenteja y arveja o pasta. No me gusta casi esa comida porque yo creo que no la saben preparar bien.

Aquí la seguridad es normal, no hay casi inseguridad. Pero en el colegio se presentan casos de embarazos en adolescentes, que también es un problema, porque muchas de las niñas o de los muchachos no pueden seguir estudiando y les toca ir a trabajar. En muchos casos pasa porque tienen relaciones por fuera, no se cuidan y entonces ellas quedan embarazadas. Cuando pasa eso, algunas se salen y otras se quedan hasta que terminen.

En el colegio hemos hablado mucho de la paz. Lo que yo pienso es en las consecuencias, por ejemplo, si la mayoría de personas dicen que no, qué irá a pasar, cómo va a ser para nosotros los que estamos en el campo. Nosotros pensábamos que ahí se declararía más la guerra y habría más conflicto. Creo que, si pasa eso, si afectaría a mi pueblo y habría más violencia aquí.”

Qué hacemos por Carmen

Mejorando la salud en el suroccidente colombiano es un proyecto respaldado por GlaxoSmithKline que busca mejorar hábitos de higiene, agua, nutrición y salud en escuelas de El Tambo – Cauca y Tumaco – Nariño. Este proyecto inició en 2014 y su objetivo es beneficiar a 8.000 niños y niñas de la región.

Quilcacé es un corregimiento del municipio de El Tambo – Cauca, ubicado a 3 horas del casco urbano de Popayán, por carretera destapada la mayor parte del recorrido. Este municipio ha sido afectado por la violencia y la falta de recursos monetarios. La escuela está en una zona aislada, lejos del pueblo.

Los niños y niñas deben desplazarse por lo menos durante una hora y media caminando y muchos llegan en moto (no usan casco), lo que implica un alto riesgo de accidentes.

Normalmente reciben el desayuno en la escuela, pero este es deficiente para sus necesidades, además no tienen accesos a agua potable. 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín