En sus voces: un joven de El Charco opina sobre la paz

Jueves 14 Julio 2016

Vive la Educación es un proyecto que se desarrolla desde 2012 y va hasta 2018 en comunidades y municipios de Cauca y Nariño muy afectados por el conflicto armado donde los resultados de las pruebas educativas SABER son muy bajos. El objetivo es mejorar la calidad educativa, gracias al financiamiento del Ministerio de Asuntos Exteriores, Comercio y Desarrollo de Canadá (DFTAD) y en colaboración con el Consejo Noruego para Refugiados.

El Charco a estado gravemente afectado por el conflicto armado y durante 2010 más de 7.200 personas llegaron a El Charco por desplazamiento forzado. 

Mi nombre es Luis Fernando Belalcazar, soy de El Charco, estoy en once. Mi padre es docente y mi mamá es comerciante, trabaja en las tiendas, tengo siete hermanos, pero unos son solo por parte de papá y los otros si somos de la misma familia.

Mi papá da clases en el campo y allá no hay muchos docentes, el en sí él es licenciado en matemáticas y física, pero tiene que dictar otras clases, como etnoeducación, religión, pero lo de él son los números, siempre le han apasionado. A mí me gusta mucho el deporte, me encanta el fútbol, pero acá vengo a las cuatro de la tarde a practicar basket, porque, este colegio siempre se ha caracterizado por ser bueno en eso. Entonces un día nos inspiramos, porque tocó jugar con las mujeres, porque, no había equipo y ese día ellas nos ganaron y dijimos, pero cómo nos ganaron, nos toca ponernos a entrenar para que la próxima no ganen ellas sino nosotros y ya llevamos un mes practicando y me parece muy buen deporte, es chévere.

No hablo mucho con mi papá, porque como él está en el campo se va la semana entera para allá y él baja el viernes en la tarde, pero le toca salir y como yo estoy en el colegio, son pocas las veces que nos vemos, a veces en el colegio o en la casa por la noche, pero casi siempre me explica sobre matemáticas, porque a mí no me gusta y él me motiva, me dice que cómo él si salió bueno para eso y yo no, pero cada vez mejoro un poco más. A mí me atrae un poquito sistemas, porque es algo en lo que tú descubres algo y te llama la atención seguir descubriendo más y más. Mi papá quiere que estudie ingeniería de sistemas, pero en sí a mí siempre me ha gustado el deporte y yo quisiera estudiar licenciatura en educación física.

Como mi hermana está estudiando en pasto, la posibilidad es ir allá también y encontrar una universidad que sea de buen nivel y poder prepararme.

Los profesores… pues yo admito que a veces nosotros nos portamos mal, pero no todos son comprensivos, por ejemplo, la profe Rosalba, que es la chocoana, ella nos aconseja, nos dice que pensemos primero para hablar, que si vamos a acusar a alguien de algo que sea con evidencia y así. La verdad ella me parece muy buena docente, para mí es la mejor de acá del colegio.

A mí me gusta El Charco, pues mucha gente que viene dice que es peligroso, pero a mí nunca me ha pasado nada, pocas veces se ven asesinatos. Los acuerdos de paz tienen sus cosas negativas y positivas, yo siempre he creído que esas cosas benefician más a la gente de la ciudad, porque en las zonas del campo hay más problemas, son más las mafias. En mi pensamiento yo creo que ellos se quieren apoderar de esta zona, entonces, creo que ese acuerdo está en duda. Yo creo que eso es muy difícil para la sociedad porque, no es fácil aceptar a una persona que antes estuvo en esas cosas (conflicto armado), uno siempre va a andar con miedo de que esa persona vuelva a la guerra. Eso me da miedo, porque algunas personas se pueden ir para otros lugares, pero otros no y si ellos se apoderan de esta zona no vamos a poder hacer nada. Si así nada más permanecemos con miedo, que sería si ellos se apoderan de esta zona… totalmente, porque ellos ya la mayoría la tienen apoderada, se irían todos, porque las personas siempre tienden a la seguridad, a pensar en su familia y pues los demás que se defiendan como puedan.


 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín