"En Venezuela no teníamos agua ni comida, acá tampoco, pero estamos tranquilos"

Miércoles 12 Junio 2019

Brayan Reyes es un niño proveniente de Venezuela que ahora vive en Maicao – Guajira, tiene 15 años. Llegó a Colombia hace 4 años debido a las crisis que hay en su país y a la falta de recursos básicos.

Brayan expresa su sentimiento de agrado con el proyecto de Save the Children de espacios amigables, el cual considera muy importante para los niños ya que pueden utilizar su tiempo libre aprendiendo cosas que les van a servir para toda la vida.

En una zona desértica está el asentamiento ilegal Villa Madre Laura, bajo el sol inclemente a temperaturas de más de 30°, niños, niñas y adolescentes asisten al espacio amigable para la niñez, en el que se sienten protegidos y pueden aprender mientras su padres trabajan o piden algo de ayuda humanitaria para poder sobrevivir.

“Mi nombre es Brayan Daniel Reyes, tengo 15 años y vivo en el barrio Villa madre Laura aquí en Maicao – Guajira. Llevo 4 años en Colombia. Vivo con mi mamá, mi padrastro y mis hermanos; mi mamá participa en las actividades que Save the Children tiene para los adultos y mi padrastro vende plásticos, mis hermanos también están estudiando.

Estudio en la jornada nocturna en un colegio en Maicao y estoy en 6° y 7° hago dos años en uno. Yo quisiera ser empresario o maestro; pero la verdad no se que vaya hacer cuando salga del colegio, necesito primero el papel del permiso que me solicitan en el colegio para poder estudiar, porque sin eso no somos válidos acá y mis estudios no valen. En 10 años me veo teniendo mi carrera profesional terminada.

Nos vinimos de Venezuela por la situación, no conseguíamos alimentos, y la situación estaba muy dura. En el barrio en el que vivo actualmente en Colombia no hay tantos problemas, tenemos necesidades de agua, luz y a veces vivienda, así como en venezuela, pero por lo menos acá estamos tranquilos. Si tuviera una barita mágica para cambiar algo, cambiaría que a los niños les gustara estudiar, hay muchos niños que no les gusta estudiar y si no estudiamos no somos nadie en la vida.

Me ha gustado el proyecto de Save the Children por que nos enseñan nuestros derechos, nos enseñan a presentarnos y hacer más amigos, todo me gusta y es un bien para todos los niños, por que hay niños que tienen espacios libres y pueden venir a aprender; a veces vienen 20 niños o 40 depende del día.”

Información del proyecto: Contamos con Espacios Amigables para la Niñez, a través de los cuales ofrece apoyo psicosocial a las comunidades receptoras de familias provenientes de Venezuela y retornados, abriendo un espacio seguro y protector en donde las niñas y los niños participan de actividades lúdicas y para los adolescentes, promueve la participación a través de clubes y asociaciones, protegiéndolos de cualquier situación de riesgo.

Además, realizamos la gestión de casos de protección de la infancia, con el objetivo de prevenir y responder al abuso, negligencia, explotación y violencia contra los niños, niñas y adolescentes mediante el apoyo social directo. Dentro del contexto de la crisis migratoria venezolana la gestión de casos se enfoca en el apoyo a los niños más vulnerables, que están experimentando o están en riesgo de experimentar daño físico, emocional o psicosocial.

Se identifican, evalúan y abordan las necesidades de niños, niñas y adolescentes:

• No acompañados o separados • Víctimas de violencia doméstica, física y sexual

• Que muestran señales de trastorno psicosocial

• Víctimas de negligencia, cuidado básico inadecuado

• Trabajo infantil • Con discapacidades o crónicamente enfermos

• Adolescentes que son padres/ niñas embarazadas.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín