Fiesta por y para la niñez en Cali

Viernes 16 Enero 2015

“Ve mis derechos a través de mis ojos”. Esta fue la invitación que enmarcó la celebración el pasado domingo 14 de diciembre del evento de clausura del proyecto Todos y todas (Everyone), que implementa Save the Children en la Comuna 18 de Cali desde el año 2010.

Los niños, niñas, adolescentes y jóvenes de Alto Nápoles, La Cruz, El Árbol y la Arboleda –sectores de la Comuna 18 de Cali– se reunieron en el Centro Recreativo Lourdes en donde, con la ayuda de voluntarios, recreacionistas y empleados de Save the Children, se organizó una serie de actividades para clausurar y recopilar todo lo aprendido durante el tiempo de implementación del proyecto, y también para compartir lo adquirido con los más de 400 niños, niñas, adolescentes y jóvenes que se acercaron al punto de encuentro, acompañados de padres, madres y cuidadores.

Los más pequeños contaban con un stand en el que podían, a través del arte y la pintura, dibujar lo que para ellos significaban los derechos: desde cuadros abstractos hasta dibujos de casas y familias felices. “Pintando tus sueños”, como se tituló el stand, se convirtió en el rincón donde la imaginación y la pintura –esta última literalmente- corría a raudales.

En el stand “Mirá, vé, probá el cholao de los derechos” se buscó “degustar” el cholao más sabroso de todos: aquel compuesto por los derechos fundamentales con los que los niños, niñas, adolescentes y jóvenes, por el simple hecho de serlo, cuentan. Con el pretexto de que a un ingrediente le correspondía un derecho, se invitó a los participantes a que escribieran lo que para ellos significaba cada uno de sus derechos.

 

El stand “Antes y después de una buena lulada y un buen chontaduro, lavate las manos” se animaba a que niños, niñas, adolescentes y jóvenes mostraran lo que habían aprendido durante el proyecto en lo que a lavado de manos se refiere. Acompañados de empleados de la empresa Reckitt Benckiser, que apoya este proyecto de Save the Children, y de una pegadiza canción que indica uno a uno los pasos para mantener sus manos libres de gérmenes o bacterias, todos y todas pasaban ordenadamente por las vasijas de agua donde les esperaba su minuto de oro: el momento de mostrar lo aprendido.

Por último, el stand del PACO (Estrategia de Participación y Comunicación) se presentaba, tal vez, como el más alborotado por las voces de los niños, niñas, adolescentes y jóvenes que forman parte de estos grupos de Participación y Comunicación y que alzaron sus voces para informar qué es lo que hacen los PACO que les llena de tanta alegría y entusiasmo. Dramatizando y escenificando cual programa de televisión, los “presentadores” socializaban todo lo que han aprendido acerca del empoderamiento en derechos, y cómo detectar y evitar su vulneración.

Este evento de cierre coincidió con el 25 aniversario de la aprobación de la Convención de los Derechos del Niño. Esto lo dotó de un significado y un simbolismo ulterior que ejerció de perfecto escenario para trabajar por el bienestar de niños, niñas, adolescentes y jóvenes, y también como recordatorio de todo lo que aún hay por hacer.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín