Jhon: una historia de perseverancia

Miércoles 12 Julio 2017

Jhon tiene 20 años y es de Tumaco, Nariño. Empezó siendo parte de los Centros de Participación y Comunicación - PACO desde noveno grado en el colegio, hoy en día es monitor y expresa que está aprovechando la experiencia y aprendiendo para perfeccionar sus conocimientos. Lo que más le gusta de PACO son los espacios de recreación y los talleres pues cree que, así como él, los muchachos pueden salir adelante con esfuerzo.

"Yo soy Jhon, tengo 20 años y soy de Tumaco, Nariño. Estoy con PACO desde que estaba en noveno, eso hace alrededor de seis años. Después de que me gradué de once, mis padres tomaron la decisión de venirse para Cali, cosa que pues ni modo de oponerme, porque no podía hacer nada frente a eso, por una parte, que pasó, los chicos, el proceso, Save the Children, que voy a hacer ahora. No sabía que en Cali había también una oficina de Save, en ese entonces no sabía. Por un momento dije no, toca dejar todo ahí, buscar otras alternativas, otras opciones.

Entonces empecé a estudiar en el SENA, obras civiles, porque estaba buscando una carrera que tuviera mucha demanda para conseguir empleo más rápido y pues poder ayudar a mi familia. Estudié obras civiles porque mi tío es contratista, mi papá es maestro de obra y bueno hay otros señores que también conocen de eso, entonces me salía más fácil vincularme a esto. Tuve otras opciones, la vía de comunicación, si por mi fuera hubiera estudiado comunicación, pero la cuestión fue de recursos, por cuestión de recursos económicos no la pude estudiar. Incluso en unos talleres, una vez que fuimos a Pasto, uno de los instructores me recomendó mucho La Mariana me dijo que era una de las mejores instituciones privadas en cuanto a educación, y pues si por dependiera por favor, claro que sí. Pero bueno ya entro el factor dinero que ha sido súper importante en mi vida, porque prácticamente dependiendo de eso he podido tomar las decisiones.

Terminé de estudiar en el Sena, empecé a trabajar en una empresa municipal en Cali, terminé, pero antes de terminar, me llego la información para la vacante de monitor y yo ya me había hecho a la idea de bueno, no me resulto nada con comunicación, toco buscar otro entonces eso como que lo había dejado, más, sin embargo, lo había usado como mi hobby, en mis tiempos libres me ponía a editar fotos, incluso a veces de los compañeros, personas conocidas obviamente, empezaba a editarlas, incluso algunos videos editaba también desde mi teléfono, había hecho unos videos animados bien bacanos, unas fotos incluso hasta de mi cuñada y así para no perder la costumbre, porque realmente es algo que a mí me fascina.

Me enteré de la vacante para monitor, apliqué, pero apliqué con esa incertidumbre, de será, me vine no continúe con el proceso. Después fui seleccionado para la entrevista, estaba bastante nervioso, pero pasé. Estoy aquí como director juvenil, hasta noviembre según el proyecto UNICEF, me gustaría continuar porque realmente es una experiencia muy muy hermosa, quiero seguirme enriqueciendo con el conocimiento y no quiero hacer algo simplemente por la demanda o por el trabajo o por situaciones económicas, no quisiera que la economía tomara esas decisiones en mi vida y pues bueno igual, mis padres han hecho lo posible, pero no tienen las medidas económicas para decirme ven estudia comunicación, te vamos a pagar, te vamos a comprar todos los implementos para estudiar esa carrera, no poseo esos recursos.

Pero ahorita ya como monitor, lo que estoy haciendo es seguir aprendiendo, aprovechando la experiencia y el trabajo en Save y empezar a conocer, cosas como diseñar un pendón, por ejemplo, a veces yo lo hago a mi manera, pero ya hacerlo oficial, hay unas políticas de las cuales tengo que regirme.

La experiencia con los chicos ha sido una sensación chévere no puedo negarlo, aunque bueno nunca se deja a un lado la amistad, no simplemente me ven como un diez, si no como ese amigo que creció con ellos, que se formó con ellos, bueno en el caso de Lucero, fue prácticamente una de las primeras personas que me enseñaron, que me explicaron cosas, y ahorita también poder compartirles y poder ayudarles en esa visión que ellos tienen es algo espectacular, realmente es algo innovador, y sobre todo hay chicos nuevos que tienen esas ganas de conocer todo lo que es el proceso, hay chicos que me preguntan cómo entré a Save. Uno debe alimentarse, aprendiendo y no perder la visión, o sea si uno quiere algo no puede dejar de quererlo.

En el encuentro PACO me gusto la primera sesión mucho, cuando fui PACO hubo encuentros, tuve la oportunidad de asistir y hoy es mi primer encuentro, como líder, como monitor. Los chicos tienen mucho potencial. Compartirles mi experiencia fue algo fantástico, miraba unas fotos después y miraba en sus ojos que valía la pena, pues me miraban como si él lo logro, si él puede si él luchó, si él sigue, yo también puedo hacerlo."

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín