La comida que les brindan en el colegio es la única comida del día para muchos niños y niñas en Tumaco

Martes 6 Junio 2017

Maria Victoria Mena es la sicóloga y coordinadora de convivencia de la Institución Educativa ITPC, en el municipio de Tumaco, y ha sido parte de nuestras capacitaciones del proyecto de salud, financiado por GlaxoSmithKline, con talleres de salud, nutrición y hábitos saludables. Además, ha participado de nuestro proyecto Vive la Educación y su estrategia Respira.

María Victoria nos cuenta sobre lo que han podido aprender como parte administrativa del colegio en las capacitaciones y cómo se ha evidenciado el impacto del proyecto en los estudiantes no solo la formación, sino los aportes en tema de infraestructura: “El agua a veces llega limpia, o por lo menos eso es lo que se ve, pero hay momentos en que llega oscura y turbia; Entonces siempre se debe hervir o filtrar y como nosotros sabemos que los padres y madres de familia no pueden comprar filtros porque les parecen muy costosos y la verdad es que no ven la necesidad, pues les pedimos que hiervan el agua para prevenir enfermedades en sus hijos.

Save the Children ha realizado diferentes acciones que benefician a los alumnos del colegio y a toda la comunidad educativa. Hemos trabajado con la estrategia Respira, Crianza positiva, Mejoramiento del Plan Institucional, además de todo lo referente a salud, con acciones preventivas, el buen y adecuado uso de las unidades sanitarias, restructuraciones y unos cambios de acuerdo a la población que tenemos y se hizo también otra intervención en todo lo que fue el comedor y en la construcción de unos pozos porque aquí en Tumaco el problema que tenemos es el de agua. Entonces se hicieron los pozos para poder tener agua permanente para buen uso de las unidades sanitarias y el buen manejo de lo referente a higiene.”

El trabajo que hemos hecho en términos de salud, no solo involucra a los niños, niñas y docentes, sino que además a los padres, madres y cuidadores, esto con el fin de que la familia sea parte fundamental del cambio de hábitos de los niños y niñas.

Realizamos escuelas de familia en donde hicimos talleres sobre higiene, buenos hábitos de higiene en cuanto al lavado de dientes, de manos, recolección de basuras, no tirar las basuras, porque sabemos que la gran mayoría de nuestros estudiantes viven en sectores palafíticos, entonces ellos se acostumbran a tirar la basura al mar y esto es un problema grave que mucho no entienden, entonces está en nuestras manos hacerles saber que tirar basura al mar afecta directamente su trabajo y su alimentación porque en Tumaco muchos viven de la pesca y es lo que más se consume”.

Los cambios no se han quedado en hervir el agua, reciclar y cepillar los dientes, los docentes y estudiantes también han aprendido y adoptado otros hábitos de higiene y salud como el lavado de manos y la alimentación saludable.

“Anteriormente, los estudiantes usaban las unidades sanitarias y salían así, iban al comedor sin lavarse las manos. Ahora se lavan las manos y también descargan el agua sanitaria, porque ellos están acostumbrados al uso de letrinas y los desechos siempre van al mar.

Nuestra comunidad es una comunidad que come bastante, y ellos tienen lo que les da la institución, pero a veces quieren más entonces se trata de regularles poco a poco. Algo muy importante, es que las señoras que nos ayudan con la preparación de los alimentos ahora usan agua potable para hacer los alimentos y las bebidas, porque antes usaban la de la llave que llega sucio o es de pozo, además Save the Children instaló el filtro de agua”.

La alimentación que los niños y niñas reciben en la institución no sólo es primordial en el sentido en que muchas veces las familias no tienen los recursos suficientes para enviarles alimentos, saludables para el descanso, también en que en muchos de los casos ese es el único alimento que reciben en el día.

“Algunos niños se vienen a la institución en cero, solamente para lo que les va a dar la institución porque las mamitas son madres de cabeza de familia y tienen que salir a trabajar, ellas salen muy temprano, y los niños saben que tienen que comer lo que haya acá en la institución educativa. Tienen que esperar hasta la tarde que llegue la mamá a prepararles los alimentos para poder comer”.

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín