"Las personas no deberían discriminar, porque todos somos diferentes"

Martes 6 Junio 2017

Gabriela estudia en una institución educativa de Tumaco, ella ha recibido nuestras capacitaciones del proyecto de salud, financiado por GlaxoSmithKline. Es una niña con mucha fluidez y le encanta sonreír, tiene muchos amigos y amigas y le va muy bien en el colegio.

Gabriela* vive cerca de su colegio con su familia y disfruta de ir al colegio y jugar en su tiempo libre.

“Lo que más me gusta de venir al colegio es aprender cosas porque acá nos enseñan mucho, mis materias preferidas son matemáticas y física, porque mi papá dice que si uno sabe matemáticas se puede dedicar a hacer cualquier cosa.

Vivo con mi mamá, mi papá, mis dos hermanos y mis dos hermanas en una casa de material, pero en mi barrio hay casas de madera y a veces se inundan.Mi mamá se dedica a cuidarnos y mi abuela pela camarón, mi papá trabaja vendiendo leche, a mi hermano le gusta la mecánica y en eso trabaja.”

Gabriela ha recibido capacitaciones y talleres en salud con nuestro proyecto “Mejorando la Salud Escolar”, ya que Tumaco, el acceso al agua no sólo es escaso, sino que, además, llega en malas condiciones a su casa y a su colegio, causando enfermedades en los niños y niñas.

“En el colegio nunca tomo agua de la llave porque por ahí puede entrar animales como hormigas, cucarachas o zancudos y eso me causaría una infección en el estómago.

En las capacitaciones de salud aprendí que antes de comer hay que lavarse las manos porque eso trae muchas bacterias e infecciones. Lavarse las manos es importante para evitar infecciones y que los parásitos entren al cuerpo cuando uno come o se pasa las manos por la boca o la cara.

Es muy importante practicar lo que aprendemos en el colegio, en la casa y con los papás, porque no sirve de nada que seamos saludables acá si llegamos a la casa y tomamos agua de la llave o no lavamos las frutas antes de comérnoslas. Por ejemplo, en mi casa hierven el agua antes de usarla para los jugos o la comida.

Yo normalmente como frutas y verduras, la única que no me gusta es la espinaca. En el colegio me dan desayuno, a veces nos dan frijol, o lenteja o pollo, si no pescado, si no también nos dan pasta, nos dan varias comidas. Es rico, a mí me gusta, la comida es limpia y saludable, aunque muchos niños y niñas prefieren comprar en la tienda algo de paquete o gaseosa.”

Gabriela piensa que es importante la tolerancia, el respeto por las diferencias y el amor para poder construir paz.

“En la paz tenemos que todos amarnos, ayudarnos aún si no hablamos mucho con otras personas. Yo me llevo bien con todos en mi colegio.

Las personas no deberían discriminar, porque todos somos diferentes. Yo puedo tener cualquier color de piel, y no tienen que tratarme diferente por eso, o por cómo luzco”.

Mejorando la salud en el suroccidente colombiano es un proyecto respaldado por GlaxoSmithKline que busca mejorar hábitos de higiene, agua, nutrición y salud en escuelas de El Tambo – Cauca y Tumaco – Nariño. Este proyecto inició en 2014 y su objetivo es beneficiar a 8.000 niños y niñas de la región.

Tumaco está formado por tres islas, El Morro, La Viciosa (Zona centro) y La Continental, con 171.281 habitantes. El Morro es la zona turística de Tumaco, en el centro están las entidades gubernamentales y en la zona norte están los barrios más vulnerables.

En Tumaco el acceso a agua de calidad es precario y los niños y niñas se acostumbran a tomar agua de la llave o del pozo y por lo general es agua con altos niveles de contaminación, por lo que sufren de enfermedades estomacales y de la piel. Por otro lado muchas de las viviendas no tienen batería de baño y los desechos son tirados al mar o río directamente, es por esto que muchos de los niños y niñas no saben usar los baños de forma correcta y prefieren no entrar.

 

*El nombre ha sido modificado para proteger la identidad.

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín