Migración sin garantía de derechos

Miércoles 12 Junio 2019

Angeli es una niña Venezolana que ahora vive en Maicao – Guajira, tiene 13 años y llegó a Colombia hace 3 años debido a las crisis que hay en su país y la falta de recursos básicos. Considera que lo más importante para un niño o niña es poder estudiar, así podría ayudar a su familia para que no sufran necesidades como ahora al tener que marcharse de su país a otro lugar.

Solo pasar caminando levanta el polvo árido de esta zona desértica, que llega a temperaturas de más de 30°. En el asentamiento ilegal Villa Madre Laura, en Maicao en la Guajira buscan refugio cientos de venezolanos, colombianos retornados y comunidades indígenas nativas de la región.

Entre las precaridades propias que este territorio se suma la crisis de migrantes del vecino país que buscan una nueva oportunidad de vida.

“Mi nombre es Angeli Sanchez, tengo 13 años, vivo en el barrio Villa Madre Laura aquí en Maicao – Guajira. Llevo 3 años en Colombia. Vivo con mi mamá, mi abuela y mis dos hermanos; mi papá vive en Brasil pero no tengo comunicación con él. Acá en Colombia mi abuela trabaja vendiendo bollos (torta embuela en hojas y hecha de maiz) mientras que mi mamá nos cuida a nosotros y en algunas ocaciones trabaja en diferentes casas haciendo oficio para que nosotros podamos comer.

Yo he querido estudiar pero no he podido por que me faltan unos papeles, cuando sea grande yo quisiera ser ingeniera de petróleos. Sueño estar con toda mi familia y ayudarla para que no pasen por más necesidades. Lo que más extraño de Venezuela es el colegio y mis amigos; yo en Venezuela vivía muy bien, nunca nos faltó nada; mi mamá allá trabajaba en una panadería.

Nos vinimos de Venezuela por la situación, mis días eran estresantes por que aveces no teníamos dinero para comer, todo era muy costoso; me dio mucha tristeza porque dejé a todos mis amigos y a mi familia allá. Si pudiera cambiar algo, cambiaría la situación de mi país y me gustaría que a los niños les gustara estudiar.

Yo les diría a los niños que estudien por que es lo más importante para ser alguien en la vida, y los niños que llegan de Venezuela y no pueden estudiar que luchen por sus estudios.”

Contexto

Desde 2010, empezó la migración más fuerte desde la crisis en el vecino país. Según el estudio de Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento/Banco Mundial, Migración desde Venezuela a Colombia: impactos y estrategia de respuesta en el corto y mediano plazo. "Colombia ha dado pasos significativos hacia la finalización del conflicto interno que ha cobrado más de 220 mil vidas.

A pesar de esto, el postconflicto en Colombia enfrenta un número de retos significativos que pueden ser exacerbados con la migración venezolana. Aproximadamente 1.235.593 personas con intención de permanecia han ingresado a Colombia desde Venezuela, incluyendo colombianos retornados y migrantes regulares e irregulares, además de número importante de migrantes pendulares y en tránsito hacia otros países.

Se estima que para septiembre de 2018 habrían retornado más de 300 mil colombianos desde Venezuela, unos 468.428 venezolanos estarían con un estatus migratorio regular en el país, mientras que 361.399 estarían en proceso de regularizar su estadía.

Adicionalmente, 105.766 venezolanos con intención de permanencia en Colombia tendrían un estatus de irregularidad, principalmente por haber ingresado a través de un punto fronterizo no regulado o por vencimiento de su tiempo de estadía en el país.”

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín