"Mis sueños de estudiar quedaron en Venezuela"

Miércoles 6 Noviembre 2019

Hace año y medio que Yosmila salió de Maracaibo (Venezuela) con destino a Maicao (Colombia) debido a la crisis económica que vive su país. La falta de comida y no tener un lugar donde dormir fue lo primero que recibió a Yosmila, que estaba embarazada, en un país que colindaba con el suyo pero que era muy distinto. Ahora, vive de la venta de agua en La Guajira.

Yosmila es beneficiaria de nuestro programa de entrega de dinero multipropósito que tiene como objetivo, reducir el impacto de la migración en la familias de más bajos recursos, impactando en sus vidas directamente, pues las familias logran con este dinero, comprar comida, pagar una renta o invertir en su propio negocio.

La historia de Yosmila en sus propias palabras

“El día que decidí venirme para Colombia fue porque sentí la crisis más fuerte. Estábamos aguantando hambre y decidimos, con mis hijos, venirnos para acá. Una vez llegamos tocamos puertas en la casa Pastoral pero allí no había cupo, entonces nuestra solución fue dormir en la calle, en un anden, y la situación se complicó aún más porque estaba en embarazo. En mi familia somos siete, mi esposo y yo, más mis cinco hijos”, cuenta Yosmila sobre su vida.

Su vida en Venezuela, era estable laboralmente. Sin embargo, ese panorama fue decayendo obligándolos a migrar. Aunque la familia de Yosmila llegó completa al país, los problemas de convivencia y la presión económica llevaron a que está mujer y su esposo rompieran con la relación que habían formado durante 14 años.

“Aquí a veces nos tratan mal, nos dicen que nos vayamos porque somos venezolanos. Pero, yo sé que aquí vamos a salir adelante. Mis sueños de estudiar quedaron en Venezuela porque ahora me debo enfocar en sacar adelante a mis hijos. Hace tres meses nos separamos con mi esposo, la convivencia se puso muy difícil y la situación lo agudizó todo”, cuenta Yosmila.

Día a día la mujer sale a vender agua por las calles de Maicao, mientras algunos miembros de su familia continúan en Venezuela. “Cuando me contactó Save the Children nuestra vida mejoró un montón. Nosotros recibimos la ayuda de tarjeta de Cash con 250.000 pesos que me ayudó para comprar alimentos y pañales. También logré que entraran a estudiar”.

Sobre volver a Venezuela, Yosmila no tiene muy claro que esto se pueda dar ya que sus hijos han conseguido una estabilidad en cuanto al estudio. “Para volver a empezar de cero sería complicado. Pero, me gustaría volver a abrazar a mi mamá, extraño mi casa demasiado. Duele dejar la familia, no es tan sencillo y quisiera ayudarlos, pero no puedo. No queremos pasar más necesidades”.

Contexto e Información del proyecto

Maicao es un municipio colombiano ubicado en el centro-este del departamento de La Guajira, debido a su punto estratégico por muchos años ha sido un puente entre Venezuela y Colombia, y una puerta hacia el intercambio comercial y cultural.

Es conocida con el apelativo “Vitrina Comercial de Colombia” a razón de la prosperidad económica que experimentó en la década de 1980, al establecer un amplio mercado abastecido por productos importados de Venezuela. También de poseer una diversidad demográfica constituida por habitantes de los pueblos indígenas Wayuú y Zenú; y además de aglutinar una gran colonia de musulmanes procedentes de Oriente Medio, en su mayoría libaneses.

Sin embargo, desde 2010, empezó la migración más fuerte desde la crisis en el vecino país. Según el estudio de Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento/Banco Mundial, Migración desde Venezuela a Colombia: impactos y estrategia de respuesta en el corto y mediano plazo, Colombia enfrenta un movimiento migratorio sin precedentes, motivado principalmente por la crisis económica, política y social que atraviesa Venezuela. Históricamente, Colombia ha sido un país con altos niveles de emigración, siendo Venezuela uno de los principales destinos migratorios de colombianos.

Aproximadamente 1.235.593 personas con intención de permanencia han ingresado a Colombia desde Venezuela, incluyendo colombianos retornados y migrantes regulares e irregulares, además de número importante de migrantes pendulares y en tránsito hacia otros países. Se estima que para septiembre de 2018 habrían retornado más de 300 mil colombianos desde Venezuela, unos 468.428 venezolanos estarían con un estatus migratorio regular en el país, mientras que 361.399 estarían en proceso de regularizar su estadía.

Desde Save the Children Colombia, contamos con la atención a emergencia en la gestión de casos que busca brindar una atención individual en prevención y atención a riesgos psicosociales y riesgos de desprotección para niños y niñas que están en condición de migrantes desde febrero de 2019 con enfoques en salud, violencia, abuso físico, verbal y emocional.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín