Niños y niñas, muchos sin compañía, siguen buscando refugio en Etiopía

Viernes 5 Mayo 2017

El conflicto, la violencia y la hambruna declarada que enfrentan al menos 100.000 personas en Sudán del Sur ha generado aún más desplazamientos a los países vecinos, provocando el aumento en el número de sudaneses buscando refugio en Etiopía. En el mes de marzo de 2017, 660 personas llegaron diariamente a Etiopía, frente a 103 personas diarias en enero del mismo año.

La guerra y los conflictos en Sudán y Sudán del Sur continúan siendo la causa de la huida de refugiados de los dos países. La guerra debilitó la capacidad de respuesta de la comunidad de ayuda a refugiados para responder a las necesidades básicas de estas personas, especialmente los niños y niñas.

En las zonas de Jor y Gog en Gambella, Sudán del Sur, se han registrado ataques de los Murle contra las comunidades, además de otros 6 ataques registrados en pueblos distintos. Como resultado de los ataques, muchos niños y niñas fueron secuestrados, varias personas murieron y centenares de miembros de la comunidad han sido desplazados de sus comunidades hacia Etiopía. Actualmente hay un total de 1.031 personas desplazadas en Gog.

Por otro lado, Somalia enfrenta la cuarta crisis de refugiados más grande del mundo. Más de 1,4 millones de somalíes viven en el exilio; la mayoría de ellos se alojan en países vecinos. Sólo en Etiopía hay más de 245.000 refugiados somalíes.

Del total de refugiados registrados en Etiopía, el 70,5% son niños y niñas en riesgo que necesitan apoyo psicosocial, mientras que el 87,4% son mujeres, niños y niñas marginados y en condición de vulnerabilidad, huyendo de la inestabilidad y afectados por la sequía recurrente en Somalia.

Hambrientos y desesperados, miles de somalíes abandonan sus tierras para buscar refugio en Etiopía, amenazados por militantes de Al Shabab y por la sequía. Con la aparición de otra crisis potencial en Somalia, líderes regionales piden una respuesta internacional más amplia para los refugiados somalíes.

Debido a que en estas situaciones siempre son los niños y niñas quienes se encuentran en mayor riesgo, nos encontramos respondiendo a la situación de emergencia humanitaria para brindarles protección y educación en doce campamentos de refugiados en Etiopía: tres campos de refugiados en Gambella, cinco campamentos de refugiados somalíes en Dolo y cuatro campamentos de refugiados sudaneses y sudaneses del sur en Assosa:

Nuestra respuesta en protección

 -    Hemos creado 18 espacios amigables, donde hemos brindado apoyo a más de 35,000 niños y niñas con apoyo sicosocial y actividades recreativas.

 -    Ya que muchos de los niños y niñas que han llegado buscando refugio han viajado solos, hemos logrado reunir con familiares o cuidadores a 123 niños y niñas.

 -    Un total de 15,247 jóvenes y adolescentes han ingresado a los centros juveniles donde son parte de diferentes actividades recreativas y deportivas como fútbol, voleibol, tenis de mesa, dominó, televisión y también pueden leer libros.

 -    Hemos podido identificar, registrar, verificar a 322 niños y niños que viajaban solos, rastrando a sus padres biológicos.

Nuestra respuesta en educación:

 -   El logro más significativo incluye la capacitación en construcción de habilidades de apoyo psicosocial y habilidades para la vida dictadas a docentes. Esto ayudó a fortalecer las actividades curriculares, co-curriculares y extracurriculares en las escuelas, así como apoyo a docentes para abordar los diferentes problemas psicosociales de los alumnos y los padres.

 -   Programa de educación para apoyar a las comunidades afectadas al cruzar la frontera, a través de entregas de material escolar, muebles para las aulas y construcción de cuatro aulas adicionales en la zona de Jikawo.

Nuestra respuesta en cifras (enero a abril de 2017)

Actualmente nos encontramos negociando una matriz de rendición de cuentas para aplicar la protección de la infancia en el nuevo campamento en Assosa. Como organización, nos hemos embarcado en el desarrollo de un plan de contingencia que detallará cómo implementar las actividades de respuesta en emergencia en colaboración con La Administración de Asuntos de Refugiados y Retornados (ARRA por sus siglas en inglés), el Alto Comisionado de Naciones Unidas para Refugiados (ACNUR) y otros socios, para así asegurarnos de que la ayuda sea articulada, continúa y llegue a quienes más la necesitan.

 Photos Credit: Save the Children

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín