Observaciones finales del Comité de los Derechos del Niño para Colombia

Martes 13 Enero 2015

El pasado 20 y 21 de enero, el Comité de las Naciones Unidas sobre Derechos del Niño revisó la situación de los derechos de la infancia en Colombia. Recordemos que Colombia es uno de los 194 Estados que han ratificado la Convención de los Derechos del Niño. Dicha Convención supervisa de forma periódica al ejercicio de estos derechos a través del Comité de los Derechos del Niño que está conformado por 18 expertos independientes.

El Comité hizo anotaciones sobre cerca de once temas prioritarios, de los cuales resaltaremos algunos. Para ver el documento completo, hacer clic en este enlace http://bit.ly/1z7VOfC

Un tema prioritario, sin duda, fue la no discriminación. Al respecto, el Comité reconoció que se han tomado medidas para acabar con la discriminación contra los niños en situaciones menos privilegiadas; sin embargo, le preocupa la discriminación estructural contra los niños indígenas, afrocolombianos y desplazados, asimismo contra los niños especiales, niños LGTBI y niños que viven con SIDA. Dicha discriminación afecta su derecho al estudio, a gozar de una buena salud y además los expone a la violencia. Por otra parte, señaló la existencia de actitudes patriarcales generalizadas y estereotipos de género que discriminan a niñas y mujeres, lo que contribuye a la alta prevalencia de la violencia contra las niñas.

Sobre este asunto, el Comité recomendó que el país haga un mayor esfuerzo para eliminar la discriminación contra los niños en situaciones marginadas y pidió tomar todas las medidas necesarias para eliminar las actitudes patriarcales y fortalecer las políticas de igualdad de género así como los programas educativos al respecto.

En cuanto al derecho a la vida, la sobrevivencia y el desarrollo de los niños y niñas de Colombia, el Comité expresó una gran preocupación porque el Estado no ha adoptado, según su percepción,  medidas suficientes para proteger estos derechos en el marco del conflicto armado. Por esta razón, pidió al Estado que refuerce la protección de estos derechos para cada niño y niña, previniendo matanzas y desapariciones, bien sea de los niños o de sus familiares, y atacando el problema desde la raíz, es decir: desde el conflicto armado, la pobreza y marginalización.

Respecto a la educación y cultura,  el Comité admitió que se han dado pasos importantes hacia la educación gratuita en las escuelas públicas y tiene presente que se planea invertir más recursos en la educación; sin embargo, el Comité considera que la baja calidad de la educación debido al bajo presupuesto de las escuelas persiste. Además, señala que el cubrimiento desigual de la educación afecta sobre todo a niños indígenas, afrocolombianos y niños desplazados. Frente a esta situación, el Comité sugirió aumentar los esfuerzos y el presupuesto para mejorar la calidad de la educación y la accesibilidad a la misma, sobre todo para aquellos niños y niñas que viven en zonas rurales o que han sido desplazadas de sus tierras por la violencia. Asimismo, señaló la necesidad de que los docentes tengan una formación adecuada y de que las escuelas se construyan alejadas de lugares peligrosos o que puedan ser objetivo militar.

Por último, el tema que más preocupa y alarma al Comité es la violencia contra los niños; el hecho de que los niños sigan siendo víctimas de torturas y otros tipos de tratamientos crueles y degradantes por parte de los grupos armados legales e ilegales y pandillas, la violencia intrafamiliar, el abuso sexual que afecta principalmente a las niñas, el que todavía los padres recurran a los castigos corporales, el matoneo, entre otros, son los aspectos que preocupan al Comité de manera exponencial. El Comité pide al Estado colombiano que establezca como prioridad la eliminación de todas las formas de violencia contra los niños.

 

Tomado de:  Naciones Unidas, Observaciones sobre la Convención de los Derechos del Niño para Colombia. 



Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín