#PazMiCompromiso

Lunes 21 Septiembre 2020

“Los niños no podemos seguir estudiando, jugando y conviviendo con el miedo. La guerra está afectando nuestro desarrollo y no estamos disfrutando de nuestra niñez por el temor a que nos pase algo”, dice sin titubear Andrés, integrante de la Red Compartipaz de Tumaco.

A su corta edad, tiene claras las afectaciones que ha ocasionado el conflicto armado a miles de niños, niñas y jóvenes en el territorio colombiano, por lo que su intervención en el webinar Paz mi Compromiso, liderado por Save the Children Colombia en el marco del Día Internacional de la Paz, fue clave.

María Paula Martínez, directora de Save the Children, destacó la participación de los niños, niñas y jóvenes en este espacio de diálogo y reflexión que reunió a diferentes actores del país alrededor de los retos, los desafíos y los compromisos con la paz, y destacó la resiliencia de la niñez para afrontar con valentía las adversidades.

Mientras que Elizabeth del Club Juvenil Brisas del Puente, en Arauca, fue la vocera de decenas de niños y niñas que han sido afectados de alguna u otra manera por el conflicto armado que se empeña en arrebatarles una infancia tranquila y segura. Con firmeza, Elizabeth invitó a todos los colombianos y colombianas a luchar por la protección de los derechos de los niños y las niñas pues “no es justo que los niños en vez de disfrutar de su infancia estén con un arma en la mano, separados de sus familias y sin el derecho a ser felices”.

Estas reflexiones, fueron ratificadas por Juan Sebastián Campo de Bemposta y representante de la Coalición contra la vinculación de niñas, niños y jóvenes al conflicto armado en Colombia – COALICO otro de los participantes del webinar. Campo resaltó las dolorosas cifras que ha dejado el conflicto armado en el último año y cómo el número de niños y niñas afectadas por cualquier acción del conflicto ha crecido exponencialmente en el último semestre.

“Pasamos de tener 8.729 niños y niñas víctimas de alguna afectación relacionada con el conflicto armado entre enero y junio de 2019, a contar 9.594 víctimas en este mismo periodo de 2020”, detalló. Sin embargo, pese a estas cifras, Campo exaltó la importancia de un trabajo mancomunado y articulado entre el Estado, las organizaciones de la sociedad civil, las comunidades y por su puesto la niñez, para seguir construyendo la paz en el territorio colombiano.

Ese compromiso colectivo también fue resaltado por Luis Carreño, coordinador de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización en Norte de Santander (ARN); Paula Gaviria, directora de la Fundación Compaz; Eucaris Rada, profesional psicosocial de la Unidad para las Víctimas y Loida Eunice, lideresa de la vereda Caño Indio (Tibú), los otros participantes del webinar.

Para Eunice, quien hace parte del proceso de reincorporación, esta construcción colectiva de paz debe ser impulsada por el cumplimiento real y efectivo del Acuerdo de Paz firmado en La Habana (Cuba) entre el Gobierno Nacional y la desmovilizada guerrilla de las Farc-EP.

“Nuestra arma ahora es la palabra, y debemos velar porque nuestros hijos tengan la oportunidad de vivir tranquilos y en paz en este paraíso llamado Colombia”, dijo con firmeza. “Debemos adueñarnos del Acuerdo de Paz, que no fue un acuerdo firmado para unos guerrilleros o por un gobierno sino por y para los colombianos con todos los gobiernos que estén, tenemos que alcanzar esa Colombia bonita y amable que tantos soñamos”.

Por su parte, Luis Carreño, destacó que uno de los principales retos de la paz es vincular a todos los colombianos a que se comprometan y contribuyan con la eliminación de los ciclos de violencia. “Hemos detectado muchas dificultades en algunas comunidades en relación con las personas que hacen parte de los procesos de reincorporación. Aún hay mucha estigmatización hacia estas personas por haber pertenecido a algún grupo armado, y ahora lo que necesitamos es construir espacios y escenarios de reconciliación”, reiteró el coordinador de la ARN en Norte de Santander, uno de los territorios más azotados por el conflicto.

Mientras que Paula Gaviria, enfatizó en cómo la construcción de paz en el ámbito local y regional es uno de los recursos más importantes que tiene la paz y que debemos aprovechar como ciudadanos. “Debemos tener más confianza en nosotros mismos, en que somos capaces de salir adelante a pesar de las adversidades y creer en el proceso de paz. Allí hay una apuesta enorme de transformación, convivencia y la reconciliación”, resaltó.

Finalmente, los participantes del webinar reflexionaron sobre su compromiso individual de paz, y Eunice, la lideresa de Caño Indio, reiteró que hay que brindarles mayores oportunidades a los niños y niñas en el país, pues “un niño o una niña que esté atendido integralmente, que tenga acceso a una educación de calidad no está pensando en otras cosas que no debe”.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín