Por primera vez en el Proceso de Quito, niños y niñas migrantes venezolanos fueron escuchados

Viernes 25 Septiembre 2020

Luego de más de dos años desde su creación, el Proceso de Quito, espacio técnico regional que nació en 2018 por iniciativa de Ecuador, con el apoyo de OIM y ACNUR, así como la participación de otros 10 países para desarrollar respuestas coordinadas a los retos generados en América Latina y el Caribe por los flujos de refugiados y migrantes provenientes de Venezuela, escuchó por primera vez el testimonio de niños y niñas migrantes venezolanos en la VI Reunión Técnica Internacional sobre movilidad de ciudadanos venezolanos en la región.

Sara y Herny, quienes viven en Lima, Perú y Arauca, Colombia, respectivamente, fueron los elegidos luego de la actividad del Protocolo Transfronterizo que durante el mes de septiembre reunió a niños, niñas y adolescentes migrantes venezolanos que participan de las actividades de Save the Children en diferentes países del continente.

“Hoy elevo una voz por cada niño, niña, adolescente y sus familias, para que nos escuchen y dirijan sus miradas y acciones teniendo en cuenta lo consignado en el Protocolo Transfronterizo, el cual no solo está elaborado con propuestas, necesidades y compromisos sino también con nuestro sentir, el cual hemos vivido y experimentado”, dijo Herny durante su intervención. Allí mismo presentó las propuestas consolidadas de la mano con los demás niños y niñas, entre las que se encuentran realización de campañas mediáticas contra la xenofobia, homologación de estudios y generación de espacios de participación ciudadana para migrantes con igualdad de oportunidades.

Save the Children Colombia se une, tal como se han unido los países de América Latina, como ejemplo de apoyo a toda la población infantil migrante venezolana que día a día se mueve por nuestros territorios. Estamos aquí para decirles que los estamos escuchando, que la voz de los más pequeños también cuenta, no importa desde el lugar que estén.

“La voz de los niños y niñas abre el espacio para que la sociedad civil apoye los esfuerzos del proceso de Quito, sensibilizando a todas nuestras comunidades migrantes sobre sus derechos, previniendo cualquier tipo de violencia contra los niños y generando mas espacios de participación donde su voz pueda ser tenida en cuenta en la toma de decisiones que les afectan”, agrega María Paula Martínez, Directora Ejecutiva.

Valerie Dourdin, Directora de Emergencia de Save the Children Colombia resaltó la importancia de la participación de los más pequeños en este tipo de espacios. “Con sus testimonios dan vida a las discusiones que están teniendo los diferentes países en el Proceso de Quito y los acerca a una realidad que no conocen. Es importante que los gobiernos tengan eso en cuenta y que podamos entre todos ser esa voz. Que entiendan que antes de ser venezolanos, migrantes o personas que le pueden quitar el trabajo a la población local, son seres humanos, que como cualquier niño quieren seguir jugando, estudiar y ser protegidos”, dijo.

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín