Robinson se siente afortunado de brindar educación a muchos niños, niñas y adolescentes

Lunes 27 Agosto 2018

Robinson Sarria es el director de la Institución Educativa Rural Los Pozos, a pesar de que inicialmente su vocación no era ser docente, actualmente se siente afortunado de trabajar con niños y niñas que serán futuros profesionales en el país. Robinson ha trabajado fuertemente para mejorar la educación del Caquetá y las oportunidades de los jóvenes. 

“Mi nombre es Robinson Sarria Luna soy licenciado de matemáticas y física de la universidad de La Amazonia, tengo 52 años de edad y soy docente del departamento del Caquetá desde el año 1997. Naturalmente soy del Doncello, Caquetá.

 Inicialmente no era mi vocación ser docente, yo estaba más inclinado al terminar mis estudios de media, por la ingeniería civil y como no tuve la oportunidad de acceder a una universidad de bien y en Florencia no existía dicha carrera opté por estudiar matemáticas que era una carrera que tenía mucho que ver con ingeniería. Pensé que una vez terminara la carrera podría acceder a un trabajo en una ciudad grande donde ofrecieran la carrera de civil y homologar la mayoría de las materias, como el 70% y culminar ingeniería. Esto no fue posible porque salió otro tipo de trabajo en Florencia, estaba laborando con la rama judicial entonces presenté concurso para docente, lo pasé en el año 97.

 Una vez iniciada la labor docente, me pareció magnifico esa tarea de trabajar con los muchachos, lo llena a uno de energía positiva, pensar que estaba haciendo algo por la comunidad, por el mundo entero, no solo por Caquetá si no por el mundo entero, porque estamos formando a los futuros profesionales.

 Aquí en los Pozos contamos con 16 instituciones educativas, hay muchas necesidades, pero la principal es en cuanto a infraestructura, también la alimentación escolar pues, aunque el señor gobernador ha tratado al máximo de ayudar en las comunidades en lo que es posible con el ministerio de educación han ido desarrollando una estrategia la cual nos ha beneficiado y ha tenido logros considerables. Igualmente hacen falta cursos de formación para que los docentes podamos aplicar los conocimientos en las comunidades.

 Se sabe que el Caquetá ha sido marcado por la violencia y a raíz de eso hemos sido estigmatizados al interior del país y más que todo San Vicente del Caguán porque en el año 99 se desarrolló todo el proceso de paz en el gobierno del presidente Pastrana. Inclusive nosotros estamos funcionando donde antiguamente era el centro de reunión en los diálogos de paz que hubo en la zona de despeje. Eso ha sido muy duro porque la violencia ha sido generalizada de un lado y de otro por parte de los grupos armados entonces, todas las comunidades han estado en medio de todo ese conflicto armado.

 Desde que yo estoy como director de la institución educativa Los Pozos nos fijamos una meta, pero sabíamos que debíamos trabajarla todos, docentes y estudiantes y era que la educación del Caquetá siempre ha sido catalogada como de mala calidad y en la primera reunión que sostuve con padres de familia yo les decía que teníamos que salir adelante y que eso solo se lograba cuando nos sensibilizamos de que podemos ser mejores. Los frutos se han venido dando, por ejemplo, en el 2016, 2017 obtuvimos crecimientos considerables en el Índice Sintético de Calidad Educativa, hemos aumentado considerablemente el porcentaje en las pruebas saber de 5-9 grado, hemos trabajado porque antes no había para los muchachos de 11 código ICFES e hicimos la labor para que ellos pudieran presentar la prueba como institución y no de manera personal.

 El trabajo que se ha venido realizando con el Ministerio de Educación, con el programa Todos a Aprender y la valiosa colaboración de Save the Children en los diferentes proyectos que hemos tenido y han beneficiado a toda la comunidad, niños, niñas, adolescentes y padres de familia.

 Referente a los programas, desde el año 2016 tuvimos el primer acercamiento con Save the Children y entramos a trabajar de lleno en el 2017, se hicieron unos proyectos y primero trabajamos lo de Bolsa Concursable, lo del Currículo, trabajamos en Plan de Mejoramiento Institucional en el plan anual de inversión. También nos han colaborado con la misión y la visión del PI, en la elaboración de planes de estudio y nos han fortalecido en el proyecto de género, en PMI, currículo y pruebas SABER 11.

 Lo único que tengo que decir frente a estos programas es que no me gusta que se vaya acabar y lo único que pediría es que continuaran para fortalecer cada día más esa parte que nos debe importar y son los niños, niñas y adolescentes.

 

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín