Save the Children se desplaza a zona devastada por terremoto en Ecuador

Lunes 18 Abril 2016

*Foto: AFP

El pasado sábado 16 de abril se registró en Ecuador un terremoto de 7.8 grados en la escala de Richter, con epicentro en la costa noroeste del país. Se declaró el estado de emergencia en 6 de las provincias, siendo la de Manabí la más devastada. El área más afectada fue Pedernales, que ha sido declarada zona de desastre. El registro de fallecidos asciende a los 350 y el de heridos a 2608, según el Ministro Coordinador de Seguridad Ecuatoriano.

A esta zona se ha desplazado un grupo de Save the Children para ayudar en la emergencia, mientras que el equipo de Ecuador se encuentra coordinando con el gobierno el plan de ayudas para las áreas más afectadas. Por ahora se han establecido hospitales móviles en las ciudades de Pedernales y Portoviejo, las más afectadas por el sismo. Así mismo, se han destinado albergues temporales para los damnificados. Tiendas de campaña, alimentos no perecederos, elementos de higiene personal y generadores de electricidad son prioridad.

“Los niños y niñas están entre los grupos más afectados por este desastre, muchos de ellos están heridos y han perdido sus hogares. Nuestra organización ya está trabajando con el equipo de ayuda humanitaria de Ecuador para evaluar las necesidades y responder de acuerdo a ellas. La seguridad y protección de niños y niñas es nuestra principal prioridad y nuestros esfuerzos se enfocarán en trabajar en las áreas más afectadas”, afirmó María Villalobos, Directora de País para Save the Children Ecuador y Perú.

26 escuelas se vieron severamente afectadas por el terremoto, por lo que Save the Children se encuentra trabajando junto con otras organizaciones y el Gobierno Nacional de Ecuador para apoyar la reconstrucción de las escuelas y asegurar el retorno de los niños y niñas a sus colegios lo más pronto posible. Ya existen reportes de niños que no han logrado encontrar a sus padres y varias personas no regresan a sus casas por temor a las réplicas.

“Cientos de edificios, incluyendo escuelas y centros médicos, han sido dañados parcial o totalmente, y aún persiste el temor ante nuevas réplicas. Muchos sobrevivientes aún están siendo rescatados de los escombros, con familias buscando a sus amigos y parientes con sus propias manos”, cuenta Villalobos.

En los próximos días y semanas, el equipo de Save the Children estará trabajando para brindar apoyo a la población que ha sido más afectada por este terremoto ocurrido en Ecuador, en especial a niñas y niños, en todos los lugares en los que nos sea posible. Nuestros equipos ya cuentan con suministros que están listos para ser distribuidos en las zonas de desastre.

“Esta es obviamente una situación extremadamente peligrosa; un ambiente caótico para los más vulnerables, especialmente los más pequeños, niñas y niños no acompañados o aquellos que han resultado heridos en áreas remotas”, concluyó la directora de país en Ecuador y Perú.

 

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín