Yanín aprende sobre sus deberes y derechos

Lunes 3 Septiembre 2018

“Mi nombre es Yanín, tengo 14 años y estoy acá hace casi 5 años, he aprendido muchas cosas porque vivía en la ciudad no sabía ni lavar un plato. Yo hasta los 4 años viví con mi papá y con mi mamá y de ahí para acá he vivido con mi papá y ahora tengo una madrastra, pero ella este año se enfermó, le dio cáncer.

Mi papá tiene dos hijos, uno que es mayor que yo con el que casi no comparto tiempo porque ya termino de estudiar y todo y ahora, mi papá tuvo el niño más chiquito con mi madrastra y aparte, un hermanastro que mi papá educó. La relación con mi madrastra no es muy buena, antes yo me la llevaba bien con ella, pero después empezamos a tener problemas.

Del colegio me gusta participar en las clases, expresar lo que siento siempre, nunca me dejo algo guardado y si siento algo malo también lo digo. Lo que no me gusta es que a veces hay unos compañeros que quieren como pegarle a uno, no respetan a los demás.

Desde muy pequeña he tenido un sueño y es ser cantante, la verdad a mí me da pena decirles a mis papás, sobre todo a mi papá, él es muy serio, de hecho, le digo por su nombre. Antes él trabajaba en la deforestación y se lo llevaban por allá lejos, pero como las cosas estaban difíciles, él renunció y se vino a lavar carros, para poder estar cerca de nosotros.

Con el proyecto de Save the Children llevo un buen rato, se trata de la paz y nos han inculcado los valores que debemos tener los niños y los adultos, también nuestros deberes y derechos. Me gusta mucho cuando hacemos las manualidades, las dinamizadoras nos dan unas carteleras para que hacer exposiciones y dibujemos, a mí me gusta mucho participar en clase. Para mí la paz es cuando todos convivimos, cuando las personas pueden decir lo que sienten, pueden dar las opiniones porque todas las opiniones son importantes.

La iniciativa de paz la construimos pues de pronto hay algunas personas aquí en el colegio que no encajamos bien, entonces hemos aprendido bastante y ya casi no peleamos y nos llevamos bien y siempre tratamos de estar unidos y ya podemos escuchar a las otras personas, pues siempre nos han enseñado a pedir la palabra. Ahorita hay un conflicto porque los niños usan la cancha o porque las niñas la usan, yo la usé y nosotras siempre jugábamos, sabemos que el fútbol es brusco, pero si jugamos con respeto, todo puede ser diferente.

Por ahora no hay bus en el colegio, entonces nos toca tomar transporte público y nos demoramos mucho tomándolo, porque siempre pasan llenos o no nos paran porque piensan que como somos estudiantes no vamos a pagar el pasaje. Yo siento que a veces los profesores no entienden por qué uno llega tarde porque no hay bus y toca esperar el carro.

Yo creo que los principales problemas de la comunidad son la convivencia y que la gente toma mucho trago. De Buenaventura me parece que el gobierno no funciona, a veces a nosotros nos toca recoger fondos para comprar las cosas, a veces cuando se acaba el gas tocaba recoger porque uno también quería comer. Yo creo que deberían mandar los suficientes recursos para que todo sea mejor. Acá siempre llega la comida incompleta.”

Puedes cambiar la vida de un niño o niña

Suscríbete a nuestro boletín